Todas las CPU híbridas de Intel pierden rendimiento al parchear la vulnerabilidad RFDS

Todas las CPU híbridas de Intel pierden rendimiento al parchear la vulnerabilidad RFDS

marzo 16, 2024 Desactivado Por

Hoy conocemos que el parche que soluciona la vulnerabilidad RFDS en las CPU híbridas de Intel tienen un pequeño efecto negativo en el rendimiento de estas CPU. En concreto, esto afecta a todas las CPU de Intel que utilizan núcleos Atom. En concreto, experimentarán una pequeña pérdida de rendimiento cuando se instala una mitigación para resolver la vulnerabilidad de seguridad en el Register File Data Sampling. Como breve contexto, el RFDS puede permitir a los atacantes acceder indirectamente a los registros de la CPU. Y con ello, a los datos que contienen, que potencialmente pueden ser muy sensibles.

Fue hace justo unos días cuando conocíamos que tanto las CPU y GPU de AMD como Intel se habían visto afectadas por nuevas vulnerabilidades. En ella ya se daba a conocer que Intel había lanzado un parche de kernel para Linux que buscaba mitigar la vulnerabilidad de archivos de registro RFDS que afectaba a núcleos Intel Atom. Pero claro, tras aplicar esta mitigación, volvemos a las temidas pérdidas de rendimiento cuando una vulnerabilidad se parchea vía software. Ahora bien, en este caso, el impacto en el rendimiento es inferior pese a otros parches pasados. Y si, eso nos lleva a recordar vulnerabilidades tan populares como Meltdown y Downfall.

Todos las CPU híbridas de Intel pierden de media un 5% de rendimiento al parchear la vulnerabilidad RFDS

Según las pruebas realizadas por Phoronix, un portal experto en Linux, un Intel Core i9-14900K perdió de media un 5% de rendimiento tras instalar la mitigación. Esta media se sacó tras realizar 46 pruebas distintas de rendimiento. En el peor de los casos, este procesador gaming tope de gama experimentó una caída de rendimiento en torno al 10% en algunos de los benchmarks realizados. Puede parecer mucho, pero claro, al menos la pérdida de rendimiento no es tan notoria como en casos anteriores.

Por ejemplo, la mitigación de la vulnerabilidad Downfall, llegaba a añadir penalizaciones de rendimiento en hasta un 39% en el peor de los casos. Ahora bien, por «suerte«, esto únicamente afecta a los procesadores híbridos de Intel. El motivo de ello es que esta vulnerabilidad afecta únicamente a los núcleos E-Core, es decir, a los núcleos eficientes Intel Atom. Es por ello que la pérdida de rendimiento no es tan notoria, ya que para empezar, los núcleos E-Core no son unos núcleos potentes. A ello se le suma que también son núcleos que ejecutan tareas en segundo plano, o funcionan junto a los núcleos de alto rendimiento en cargas de trabajo multinúcleo. En cargas de trabajo multinúcleo o hilo la la mitigación de RFDS no debería causar ninguna pérdida sustancial de rendimiento.

Únicamente afecta a los procesadores Intel Alder Lake (Core 12ª Gen) hacia delante

Es por este motivo de por qué la vulnerabilidad únicamente afecta a los procesadores Intel Core de 12ª Generación hacia delante. Es decir, cuando Intel comenzó a lanzar sus nuevos procesadores híbrido que combinan dos arquitecturas distintas para los núcleos de la CPU.

Las pruebas de rendimiento se hicieron con todas las otras mitigaciones desactivadas. Por lo que claro, a medida que se vayan implementando más mitigaciones se irán acumulando pérdidas de rendimiento consecutivas teniendo un impacto mucho más notorio en el rendimiento a la hora de realizar ciertas cargas de trabajo.

La entrada Todas las CPU híbridas de Intel pierden rendimiento al parchear la vulnerabilidad RFDS aparece primero en El Chapuzas Informático.