Siempre quisimos ver la verdadera apariencia del perro Frank en Men in Black y la serie animada cumplió nuestro deseo

Siempre quisimos ver la verdadera apariencia del perro Frank en Men in Black y la serie animada cumplió nuestro deseo

abril 9, 2024 Desactivado Por

Fue en 1997 cuando Men in Black apareció en las salas de cine de todo el mundo para ofrecer una perspectiva cómica de acción para los múltiples sucesos extraterrestres en el mundo. Un grupo de hombres uniformados con trajes negros se encargan de proteger a la Tierra de cualquier tipo de incidente espacial y permiten que los alienígenas convivan entre los seres humanos sin que se den cuenta.

Esa es la realidad que aprende J, el personaje interpretado por Will Smith, de la mano de K, el agente más reputado de la agencia gubernamental, y que fue caracterizado por Tommy Lee Jones. El dúo dinámico resuelve toda clase de variopintas situaciones y en un momento dado se nos presenta a Frank, un perro de la raza Pug que en realidad se trata de un ser de otro planeta embutido en el cuerpo de un animal.

Si bien aparece en las dos primeras cintas, y cuenta con una fugaz referencia en Men in Black 3, lo cierto es que uno de los grandes misterios acerca de Frank es su verdadera apariencia. Jamás se mostró en las producciones de la gran pantalla, pero sí que pudimos verle en MIB: The Series, la producción animada que vio la luz pocos meses después del estreno de la película.

Aquel proyecto duró hasta el 2001 y nos plantaba en una realidad alternativa en la que K jamás se retiró del servicio, mientras que J todavía es tratado como un novato. Con todo, el contexto no se separa demasiado del que pudimos ver en el trabajo del director Barry Sonnenfeld, aunque nada de lo que sucede en los 53 episodios es considerado canon.

Teniendo este detalle en cuenta, fue en el cuarto capítulo de la segunda temporada, The Dog Eat Dog Syndrome, cuando Frank se involucró directamente en una de las investigaciones de J y K. Y es que ambos agentes buscan a un peligroso alienígena que compartió celda con Frank y este accede a proporcionarles información a cambio de recibir un disfraz de perro mejorado. Ellos aceptan, por lo que Frank debe acudir a un bar clandestino de extraterrestres para averiguar nuevos detalles y es ahí cuando se quita su atuendo habitual para poder entrar.

Lo sorprendente es que su verdadera apariencia es prácticamente calcada a la de un Pug, salvo porque tiene antenas junto a las orejas y su rabo termina en tres puntas. La tonalidad de su piel es de un verde muy apagado, pero por lo demás no existe ninguna otra diferencia. Frank pertenece a los Remoolian y no se ha visto a ningún otro miembro de su especie, por lo que se infiere que todos deben tener una apariencia similar a la de los perros terrestres.


La noticia

Siempre quisimos ver la verdadera apariencia del perro Frank en Men in Black y la serie animada cumplió nuestro deseo

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.