Por qué Akira Toriyama destruía los escenarios de Dragon Ball durante las batallas

Por qué Akira Toriyama destruía los escenarios de Dragon Ball durante las batallas

abril 7, 2024 Desactivado Por

Al maestro Akira Toriyama no le gustaban los sitios abarrotados. En general. Ni en la vida real, ni tampoco cuando dibujaba Dragon Ball. Lo primero es fácil de entender, dada su naturaleza reservada, pero lo cierto es que plantear una obra que transcurre a una escala cada vez mayor, requiere que tarde o temprano sea necesario crear escenarios amplios y detallados. Precísamente por ello los reducía a escombros. Pero, como verás, la genialidad siempre estuvo en cómo lo planificaba.

El estilo visual de Dragon Ball evolucionó desde sus orígenes. ganó un enorme ritmo y mucha energía, de modo que las páginas cada vez exigían más velocidad y dinamismo. Algo que se veía frenado por tener que realizar entornos colmados. A veces en forma de edificaciones o detalles como baldosas o decoraciones. Por suerte, cuando Son Goku y sus protagonistas lograron suficiente fuerza, podía darse el capricho de prescindir de los escenarios. A lo bruto, claro.

De hecho, no es algo que haya hecho una o dos veces, que conste. ¿Te acuerdas cuando Perfect Cell decidió destruir el tatami que había creado unos capítulos antes porque «no tenía sentido que hubiera límites»? Ese es el ejemplo más descarado, pero no el único. El objetivo final era convertir escenarios icónicos en sencillos escombros que se pudiesen entender con pocas líneas. La clave, por otro lado, era justificarlo lo suficientemente bien para que no se le notase el truco.

A medida que el planeta Namek durante la saga de Freezer era destruido, más sencillos eran sus fondos. Nubes, rayos, escombros y algo de agua. Y hay lugares como el planeta Kaioshin o la sala del Espíritu y el Tiempo que apenas requieren esfuerzo. Pero no se puede hacer un manga de acción siempre en lugares tan desérticos como esos: hay que trasladar los acontecimientos a sitios emblemáticos y, a partir de ahí, limpiarlos. 

De hecho, el récord a la hora de evitarse tener que dibujar fondos se lo lleva la vez que Vegeta y Nappa llegaron al planeta Tierra. En una entrevista a Toriyama publicada en Dragon Ball Forever, muy posterior al final del manga, el autor de Dragon Ball explicó el proceso con el cual se ahorraba un enorme trabajo a la hora de dibujar cada semana poniendo como ejemplo la llegada de los saiyans.

El sistema: primero establecía la zona de combate y, en este caso concreto, tres páginas después,  con un sencillo gesto de uno de sus personajes, todo quedaba completamente destrozada y libre de detalles o ciudadanos a los que dibujar. Convirtiendo automáticamente toda la ciudad en un yermo.

Cómo un simple gesto de Nappa le ahorró muchísimo trabajo a Toriyama

¿Casualidad? En absoluto. La explicación de este proceso la da el propio Toriyama en la misma entrevista al responder que sus personajes cada vez luchan menos en la ciudad.


«La verdad es que dibujar los fondos es bastante duro. Y dibujar una ciudad es duro de verdad… Todo el mundo se va haciendo fuerte y luchan , así que hay que destrozar la ciudad, ¿no? Por eso, cuando dibujo la ciudad ya planeo cómo destrozarla. Si sé cómo destrozarla entonces puedo dibujarla.

Si mis asistentes tardan demasiado, entonces me toca dibujar a mi, por eso tengo ganas de destrozarla lo antes posible (risas). En el caso de la Capital Central me la cargo en la tercera viñeta. Ya tenía planes para destrozar la ciudad o el fondo que nos daba mucho trabajo. El escenario del Gran Torneo de las Artes Marciales también da mucho trabajo.

De todas maneras, las cosas siempre fueron así. Si mis asistentes dicen que pintar el pelo de Goku de negro da mucho trabajo, entonces lo transformamos en su súper saiyano, que es rubio… Bueno, era impactante y al final acabó bien, creo yo.»

Akira Toriyama siempre odio los tiempos de entrega, pero también convertía la manera de evitar tener que dibujar demasiados fondos y escenarios en una especie de arte propio y, a partir de ahí, en una tradición que mantener. Aunque también hay casos muy excepcionales.

El arte de destruir escenarios… y los casos más descarados

De hecho, hubo un escenario que casi se le olvidó eliminar: el Torneo de las Artes Marciales en durante la saga de Majin Bú. Por suerte, Vegeta regresó justo a tiempo para despejar la zona… Antes de que Goku llevase la acción a otro sitio convenientemente más despejado.

Con todo, y para ser justos, hubo una ocasión en la que Goku trató de minimizar daños. Con la entrada en escena de los Androides A19 y A20 a Dragon Ball, los protagonistas propusieron irse a un lugar en el que nadie pudiese salir herido. Una maniobra brillante de Akira Toriyama para dibujar páramos rocosos y lugares mucho más sencillos de dibujar.

En cualquier caso, antes de despedirse del lugar parece que se cumplió la norma no escrita de destruir una ciudad antes de empezar a dibujarla. Quizás Toriyama ya tenía planeado hacerlo de cualquier modo.

Casualidad o no, Dragon Ball Sparking! Zero, el próximo juego de Dragon Ball Budokai tenkaichi, le dará un enorme protagonismo a los escenarios destruibles. Porque todos sabemos que la pelea realmente se pone intensa cuando las piedras se levantan y empiezan a explotar. ¡Ese es el Dragon Ball que nos apasiona!

En Vida


La noticia

Por qué Akira Toriyama destruía los escenarios de Dragon Ball durante las batallas

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.