Nunca pensé que me fascinaría tanto navegar por un solitario mundo postapocalíptico en una preciosa aventura. Juega a Far: Changing Tides en PlayStation Plus

Nunca pensé que me fascinaría tanto navegar por un solitario mundo postapocalíptico en una preciosa aventura. Juega a Far: Changing Tides en PlayStation Plus

junio 30, 2024 Desactivado Por

Gracias a las suscripciones en servicios como Xbox Game Pass y PlayStation Plus, estoy descubriendo últimamente algunas joyas muy interesantes que en algún que otro momento me habían llamado la atención, pero nunca me había animado a probarlas. Así me pasó recientemente con Tinykin, que me conquistó por completo, pero otro juegazo que me ha parecido fascinante de principio a fin ha sido FAR: Changing Tides.

Se trata de la secuela de FAR: Lone Sails que desarrolló Okomative y que fue publicada hace un par de años. El primer título ya me pareció muy curioso, de ahí que al ver que esta continuación formaba parte del catálogo de PlayStation Plus Extra lo tuve claro que quería descargarla para darle una oportunidad, algo que he agradecido profundamente. Por eso mismo, si también estáis suscritos, no dudéis en pillarlo desde PlayStation Store.

En esta segunda parte se ha tratado de mantener una propuesta muy similar a la de la primera entrega con una aventura de puzles y plataformas en 2D en unos entornos con que están ambientados en un mundo postapocalíptico. La diferencia es que esta vez se han dejado de lado los escenarios sucumbidos por llanuras áridas y apuesta por unos lugares que han sido completamente inundados.

En vista de que en estas circunstancias es imposible vivir en condiciones, el protagonista de esta odisea se plantea como objetivo buscar un nuevo hogar en el que poder comenzar una nueva vida. Por suerte, dispone de una nave que le permite surcar las aguas sin problemas, aunque no basta con subirse a ella sin más y esperar a que avance de un lado a otro. De primeras hay que levantar el mástil e izar las velas y orientarlas en la dirección adecuada dependiendo de por dónde sople el viento.

Dicho así parece muy sencillo, pero se podría decir que el barco es como un personaje más de esta travesía al que hay que cuidar, porque en ocasiones puede ocurrir que haya elementos por el mapa que haya que esquivar para que el mástil no se choque con ellos y el navío no quede dañado. Eso supone que a veces tocará arreglar desperfectos que se produzcan y buscar nuevas piezas que vayan mejorando sus capacidades.

Así pues, no todo el juego transcurre en el interior del barco, aunque sí buena parte de él, como los momentos en los que todo parece estar en orden. En estos casos, si bien me ha encantado presenciar los paisajes y disfrutar de lo mágicos que son los entornos, a pesar de estar en un mundo completamente solitario, también he de decir que a veces se me hacía un poco tedioso hasta que sucedía algo relativamente importante que no implicase tener que quedarme de brazos cruzados.

Pero, como decía, a veces toca salir fuera de este descomunal medio de transporte y recorrer a pata o por el agua otra serie de puzzles muy ingeniosos que por lo general no son muy complicados y tampoco harán que os estrujéis los sesos hasta que adivinéis qué debéis hacer a continuación. En general la aventura suele ser muy intuitiva y entretenida con unos rompecabezas muy variados, así que las situaciones en las que se ve envuelto nuestro pequeño protagonista no son siempre las mismas.

En este sentido, hay momentos en que el viento y el mástil no es suficiente para seguir adelante, así que hay que localizar materiales que se puedan convertir en carbón como recurso para que avance a toda velocidad. Por lo tanto, ya sea en la nave o fuera de ella, el recorrido no es plenamente lateral, sino que la exploración se vuelve muy vertical, lo que me ha hecho sentir una enorme sensación de libertad de poder ir a donde quisiera y de controlar la nave a mi antojo.

Aquí no hay enemigos y monstruos contra los que hay que luchar. Es simplemente un encantador viaje entre un humano y su barco que no cuenta con diálogos de ningún tipo, pero no le hace falta, porque con los sucesos que van teniendo lugar en pantalla es más que suficiente para hacerse una idea de lo que se está viviendo. Por esta razón, el apartado visual es tan esencial y uno de los mejores que hace tan especial al juego.

No os esperéis algo extremadamente complicado que os mantendrá pegados a los mandos durante una cantidad de horas abismal. Eso no es lo que pretende FAR: Changing Tides, dado que su objetivo es el de hacernos disfrutar de una experiencia memorable y que perfectamente se puede completar en una tarde o en un fin de semana. Uno de esos títulos que ya crees que te puede gustar y al final acaba siendo una sorpresa más agradable todavía.

En VidaExtra | Esta fabulosa aventura de plataformas en 3D nos devuelve a la mítica época de los clásicos de N64. No te pierdas A Hat in Time en PlayStation Plus

En VidaExtra | Es una aventura de plataformas única donde resolver complejos puzles mientras vas avanzando por señales de tráfico. Juega a The Pedestrian en PlayStation Plus

En VidaExtra | La supervivencia extrema en unos entornos nevados en los que el mayor desafío es vivir un día más. Juega a The Long Dark en PlayStation Plus


La noticia

Nunca pensé que me fascinaría tanto navegar por un solitario mundo postapocalíptico en una preciosa aventura. Juega a Far: Changing Tides en PlayStation Plus

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Sergio Cejas (Beld)

.