Muévete como una mariposa y golpea como una abeja. Análisis definitivo de Beat the Beats VR

Muévete como una mariposa y golpea como una abeja. Análisis definitivo de Beat the Beats VR

marzo 3, 2024 Desactivado Por

Cuando el color y la sencillez tratan de embestirte en Beat the Beats VR les devuelves el golpe con gusto. A veces con cierta elegancia y otras un poquito a la desesperada. Los reduces a esquirlas a base de directos, ganchos y bloqueos siguiendo un patrón musical. Empapándote de estímulos sensoriales a través de PlayStation VR2. ¿Una alternativa al archipopular Beat Saber o a los juegos de boxeo virtual? Ambas cosas a la vez, pero con algo más: el cada vez más y mejor definido «game-feel» de Parallel Circles siempre acaba marcando la diferencia.

El nuevo juego de los creadores de Flat Heroes reivindica la genialidad de los indies y las posibilidades de la realidad virtual. Canaliza conceptos propios de los juegos nacidos en los arcades y los lleva a PlayStation VR2, logrando que su estética minimalista te envuelva. Pero, sobre todo, consigue que cada combo que haces sea divertido. Que te vengas arriba al encadenar golpes y, a los dos segundos, te baja los humos mientras tratas de esquivar por la mínima un obstáculo. Casi, casi la puedes sentir en el costado al moverte.

Beat the Beats VR es esa clase de genialidad que si la juzgas por sus capturas o sus tráilers podría pasar por delante de tus narices casi de puntillas. Es todo gameplay. Es más, pasados los compases iniciales, y al regresar cada día, acabas agradeciendo que todo sea siempre tan intuitivo y directo con el jugador. Tan atrevidamente sencillo y, a la vez, tan entretenido.

Incluso cuando es tu primera partida tienes la sensación de conocer prácticamente todos los principios básicos de Beat the Beats VR. Algo que no cambia ni se pierde posteriormente: siempre tendrás claro qué es lo que pasa y si la pifias o pierdes la cadena de combos no es porque han ido a pillarte, sino porque tú te has despistado. Lo cual, lejos de frustrarte, te estimula a continuar. A ir más lejos. A mejorar tus propios récords.

De hecho, Beat the Beats VR reduce los preámbulos y tutoriales a lo mínimo e introduce muy poquito a poco nuevos ingredientes a su jugabilidad sin que en ningún momento te sientas abrumado por lo que -literalmente- se te viene encima. Es más, no necesitarás saber bloquear hasta haber avanzado lo suficiente en el juego. 

Porque lo esencial no es memorizar cada tema o fase como los juegos de Ritmo, sino ofrecer partidas en las que hay mucho más margen para reaccionar de manera intuitiva y enérgica. Conquistando cada tema musical con un doble propósito: desbloquear el siguiente álbum y seguir pasándolo bien.

Lo sencillo y lo divertido jamás pasa de moda

La dinámica de cualquier partida de Beat the Beats VR apenas tiene misterios: al ponerte los cascos VR entras en un mundo minimalista que reacciona al tema que está sonando. A partir de ahí, usando ambas manos, deberás golpear objetivos en función de la dirección que vengan. Si son de color rosado con la derecha, si son amarillos o verdes con la izquierda y si eres daltónico (como yo) tienes una opción en ajustes que te abrirá las puertas del cielo.

Pasados los compases iniciales la cosa se complica solo un poquito más: descubres que el escenario es reactivo, que puedes bloquear y, en momentos clave, saltarán hacia ti una especie de torpedos anaranjados que solo pueden ser esquivados apartándote con el cuerpo. Es más, ahí entra en juego la tecnología háptica de PlayStation VR2 y notas que pasan por tu lado. Dándole más y mejores matices a cada sesión.

Que no se me malinterprete: Beat the Beats VR es sencillo y minimalista, pero nada de eso no lo convierte en un juego simplón. Y mucho menos aburrido. Más bien lo contrario: en lugar de los tradicionales mundos tienes a tu disposición álbumes musicales que le dan una identidad propia a cada experiencia de juego. Y pese a que la influencia de Beat Saber está ahí, no es la única: la envoltura musical bebe del mítico Lumines de PSP. Y eso, sumado a la tecnología VR, convierte cada partida en una experiencia.

La manera de progresar en Beat the Beats VR tampoco tiene demasiado misterio y todo siempre está a golpe de vista: primero tratas de averiguar de dónde te llegarán los objetos y realizar la cadena de combos más amplia. Posteriormente, la música se apoderará de la experiencia y te dejarás de preocupar tanto por tu puntuación y te centrarás más en tu contador de salud. En hacer buenos bloqueos y esquivas mientras revientas todo lo que se te viene encima. Y eso es una pasada.

El modo en el que la experiencia te envuelve de manera integral hace muy fácil que te dejes llevar por todo o que te confíes. Y cuando llegas al final de una sesión y de un álbum te toca abrir tu premio: Beat the Beats VR pone delante tuyo un nuevo álbum con carácter propio. Uno que desbloqueas, por cierto, lanzado puñetazos. ¡Como debe ser!

En lo que respecta a contenidos, y esto es esencial, tenemos seis álbumes de lanzamiento y cada uno de ellos tiene su propia temática. Su propia personalidad. Los hay más vocales, más funk, más centrados en el dance… Un último «mundo» que pondrá verdaderamente a prueba las lecciones aprendidas y, por si fuese poco todo lo anterior, además de los más de 60 niveles tenemos las caras B. ¿No quieres darle demasiados rodeos y solo te apetece jugar un rato? El minimalismo se impone y tienes mezclas diarias. Eso sí, sin perder la perspectiva: Beat the Beats VR siempre tiende lazos a sus raices arcade. Estableciendo que lo sencillo y lo divertido jamás pasa de moda.

La opinión de VidaExtra

Como ocurre con el propio Flat Heroes, juzgar Beat the Beats VR por su sencillez es un error total: el juego, realizado fundamentalmente por dos personas, toma ideas acertadas de los juegos de ritmo y boxeo y logra ofrecer una experiencia que atrapa. Que invita a volver. Que siempre entretiene y que, en última instancia, logra que tararees sus temas cuando apagas la consola. Un triunfo lo mires como lo mires.

Beat the Beats VR sabe sacarle partido a las posibilidades PlayStation VR2 a través de una resolución que le sienta de maravilla a sus entornos luminosos, minimalistas y coloridos. Ofreciendo tasas de fotogramas fluidas y estables que te sumergen más y mejor en la experiencia y un ritmo omnipresente en el que da gusto zambullirse a base de puñetazos. Siendo lo suficientemente desafiante cuando toca, pero sin perder la perspectiva: cuando arrancas el juego no vas a hacer ejercicio, sino a pasarlo genuinamente bien.

Beat the Beats VR es esa clase de genialidad que no debes juzgar por sus capturas, sino por sus sensaciones de juego

Hay aspectos que, quizás, hubiesen redondeado la experiencia. Como una opción multijugador o modos online. Sin embargo, lo nuevo Parallel Circles se ha desarrollado por un estudio pequeño, pero con las ideas muy claras. Unos desarrolladores que lo apuestan todo a la jugabilidad, al «game-feel» y, como resultado, sin ser una enorme sorpresa, consiguen algo que hoy parece reservado únicamente a los clásicos: enganchar desde la primera partida. Desde el minuto uno.

Beat the Beats VR logra que el jugador regrese, ya bien sea para desbloquear nuevos temas o porque ha disfrutado de aquellos que ya tiene. Promoviendo que si, además, somos de los que usamos las VR una vez al día, nos pasemos aunque sea para pelearnos con la mezcla diaria. Condensando lo mejor de los juegos de ritmo, de boxeo y las experiencias sensoriales en una única propuesta virtual. Una que en pleno 2024 reivindica el minimalismo y las deliciosas sensaciones arcade en PS5. Y hace bien.

Precio de Beat the Beats VR

El precio de Beat the Beats VR está fijado en 19,99 euros en la tienda digital de PSN para PlayStation VR2. Además, si tienes otro sistema de realidad virtual te interesará saber que hay una demo gratuita en Steam, aunque no hay fecha de lanzamiento, y Parallel Circles tiene la intención de lanzarlo también en Meta Quest. Por otro lado, no se han anunciado ni ediciones especiales ni packs de expansión o álbumes adicionales.

Duración de Beat the Beats VR

Beat the Beats VR está diseñado para que juegues todos los días, de modo que no hay una duración establecida. Más bien, todo lo contrario. Si tienes algo de ritmo y buen gancho puedes desbloquear los seis álbumes en tres o cuatro tardes, y si quieres hacerte una maratón estás en tu derecho, pero al final acabas agotado por el ejercicio o por el propio uso de las gafas. Además, tienes las mezclas diarias y las caras B, con lo que siempre vas a tener una excusa para atizar el aire. En cualquier caso, el proceso no se hace cuesta arriba y te lo acabas pasando en grande.

Beat the Beats VR

Plataformas PlayStation VR2 Multijugador No Desarrollador Parallel Circles Compañía Parallel Circles Lanzamiento 27 de febrero de 2024

Lo mejor

Un juego de boxeo minimalista y deliciosamente intuitivo Sus temas musicales y sus álbumes son pegadizos y generan experiencias audiovisuales Puro gameplay: su presentación sencilla contrasta con un ritmo fluido y divertido

Lo peor

Cuidadito al desplazarte demasiado si te dejas llevar por la música y los combos: puedes pasar un susto

En VidaExtra | PlayStation VR2 un año después: cómo de lejos ha llegado el salto generacional de la realidad virtual de Sony


La noticia

Muévete como una mariposa y golpea como una abeja. Análisis definitivo de Beat the Beats VR

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.