Montar el mejor PC Gaming por menos de 800 euros en 2024 ¿Qué comprar? Consejos y recomendaciones

Montar el mejor PC Gaming por menos de 800 euros en 2024 ¿Qué comprar? Consejos y recomendaciones

abril 24, 2024 Desactivado Por

La plataforma del PC gaming está viviendo una auténtica edad dorada en los últimos tiempos. A elementos externos como el aumento del teletrabajo, que ha provocado que la gente que opte por montar un nuevo PC aproveche y lo haga pensando en utilizarlo como su principal plataforma de juego, se le suman otros que forman parte de la propia industria, como es la expansión que el catálogo de juegos que llega a la plataforma ha tenido en los últimos años.

Aunque antaño sería impensable ver juegos exclusivos de las principales consolas ejecutándose en nuestro PC, desde hace año Xbox ofrece sus títulos de manera simultánea en ambas plataformas, y recientemente, Sony ha empezado a lanzar algunas de sus sagas más populares como God of War, Uncharted o Returnal, entre otros. Y como es lógico, esto ha atraído la atención de muchos jugadores, que ya se plantean la posibilidad de abandonar las consolas por un PC gaming.

Los defensores más férreos de las consolas defienden que un PC Gaming es mucho más caro que una consola, pero lo cierto es que este argumento, siendo cierto dependiendo de qué busquemos, es algo escueto. La razón principal es la cantidad de funciones que podremos realizar con nuestro PC, como por ejemplo puede ser trabajar, estudiar, jugar, o incluso editar vídeos y fotos, entre otras muchas cosas. Por eso, el sobrecoste que conlleva este tipo de máquinas puede encontrar justificación en el resto de tareas que realicemos con él.

Además, la mayor ventaja que ofrece un PC Gaming, para aquellos que estén dispuestos a aprovecharla, es que podremos configurar nuestra máquina tal y como deseemos. Al contrario que las consolas, que son sistemas cerrados, con el ordenador podremos modificar cada aspecto del mismo. No obstante, hay mucha gente que no tiene los conocimientos suficientes para optar por estas opciones, y por esa razón hemos creado este artículo, para mostraros qué debe incluir el mejor PC Gaming que podemos montar por menos de 800 euros.


Índice de Contenidos (18)

Nuestra selección de componentes para montar un PC Gaming por menos de 800 euros

Fuente de alimentación – Corsair CV Series CV650 650W 80 Plus Bronze V2, el corazón que será capaz de mover todos los componentes
SSD NVMe M.2 – Lexar NM790 1TB, una opción de almacenamiento rápida y con capacidad
Ventilador CPU – Tempest Cooler 4Pipes Black, perfecto para mantener las temperaturas de la CPU
Caja – Nox Hummer Frost ARGB, una gran opción para los amantes del RGB
Memoria RAM – Corsair Vengeance LPX DDR4 3200 16GB, un modelo rápido y barato
Tarjeta gráfica – Gigabyte GeForce RTX 3060 WINDFORCE OC 12GB, la tarjeta gráfica ideal para jugar en Full HD
Procesador – AMD Ryzen 5 5600G 4.40GHz, de las mejores CPU relación calidad-precio
Placa Base – Gigabyte B550M AORUS Elite Socket AM4, una placa compatible con todo lo anterior

Precio total: 773,79 euros

¿Qué tener en cuenta al montar un PC Gaming?

A la hora de montar un PC Gaming, hay que tener en mente muchos aspectos para que el dispositivo nos ofrezca todo lo que esperamos de él. El principal elemento a destacar es que debemos optar por los componentes que se ajusten tanto a nuestras exigencias como a nuestro presupuesto, ya que es posible que nos acabemos excediendo tanto en uno como en otro si no tenemos claros unos límites. Pero no son los únicos aspectos a considerar, y a continuación os vamos a detallar que elementos hay que tener en mente al montar un PC Gaming.

El presupuesto

Aunque parezca raro no hablar del ordenador propiamente dicho en primer lugar, lo cierto es que el presupuesto es el aspecto más importante a la hora de montar un PC Gaming. El mercado ofrece una cantidad abrumadora de componentes, que pueden ir desde las pocas decenas o centenas de euros, hasta superar la barrera de incluso los 2.000 euros en tan solo un componente.

Esto provoca que debamos ser nosotros mismos los que, antes de empezar, nos planteemos un techo de gasto máximo, ya que, si preguntamos a alguien para que nos haga una configuración, es posible que empiece a añadir componentes que acabe descuadrando nuestras cuentas. Por eso, siempre es recomendado contar con un presupuesto base, que después se puede ajustar hacia arriba o hacia abajo dependiendo de nuestras exigencias.

¿Qué rendimiento buscamos?

Casi la misma importancia que el aspecto anterior tiene cuál es el rendimiento que esperamos a la hora de jugar. Como hemos dicho, el mercado ofrece una gran variedad de componentes, desde aquellos que forman partes de la gama baja, hasta los que colman el podio de la gama premium. Por esta razón, y a tenor de lo anterior, es crucial preguntarnos que tipo de rendimiento esperamos conseguir a la hora de jugar.

¿Queremos jugar con los gráficos al máximo y una buena tasa de fps? ¿O simplemente buscamos disfrutar de los juegos siempre que tengamos un buen rendimiento? Estas preguntas han de tener respuesta, y debemos ser nosotros mismos los que las respondamos. Es posible que para muchos de nosotros sea suficiente con llegar a los 1080p, mientras que otros buscarán dar el salto a resoluciones más altas como los 1440p o los 4K, y eso es algo que influenciará los componentes que escojamos al montar un PC Gaming.

La CPU y la GPU, las piedras angulares

Si hay dos componentes que van a influenciar directamente el rendimiento de nuestro ordenador, esos son la CPU y la GPU. La primera se encargará directamente de ejecutar todas las operaciones que realicemos con el mismo. Además, en lo que a gaming se refiere, su importancia será capital para el rendimiento, especialmente en aquellos juegos donde nuestra GPU vaya sobrada de potencia, ya que en estos casos los títulos tienden a demandar más de la CPU.

Aunque tradicionalmente los procesadores Intel han sido los más recomendados, lo cierto es que en los últimos años AMD ha conseguido quitarle parte de la tostada. De hecho, si lo que buscamos es un presupuesto económico, generalmente es más recomendado acudir a los AMD Ryzen, ya que suelen ofrece una relación calidad-precio mejor que los modelos de Intel.

En cuanto a la GPU, será la que se encargue de mover todo lo necesario para que los juegos se muestren con el mayor nivel de detalle posible. En este sentido, y de nuevo recurriendo a puntos anteriormente citados, es imprescindible que sepamos que tipo de experiencia buscamos, ya que no será lo mismo invertir en una GPU para jugar en Full HD que otra para hacerlo en 1440p.

Por otro lado, aquí también tenemos la posibilidad de escoger entre dos alternativas: NVIDIA y la propia AMD. Si bien es cierto que la compañía verde se encuentra un peldaño por encima, especialmente por la ventaja que obtiene en aspectos como el ray tracing o el DLSS; los modelos de AMD suelen ofrecer una mejor relación calidad-precio, ideal para aquellos que busquen la configuración más económica posible.

La memoria RAM y el almacenamiento

Si buscamos tener una experiencia satisfactoria, contar con una buena cantidad de memoria será crucial. Aunque antaño los 8 GB de RAM conseguían hacer el apaño en las configuraciones más económicas, hoy en día es necesario que optemos, al menos, por integrar 16 GB de RAM. Una vez determinada la cantidad, también hay que echar un ojo a la interfaz, conocida como DDR5 en su última versión, o a la velocidad de estas, ya que pueden partir de los 2.330 MHz hasta superar incluso los 6.000 MHz. No obstante, en un presupuesto económico, la recomendación es optar por un modelo DDR4 que no baje de los 2.800 MHz.

Lo mismo ocurre con el almacenamiento. Además de optar por un disco duro que nos ofrezca una buena cantidad de gigabytes (1 TB como recomendación), también hay que echar un ojo a su velocidad. El mínimo imprescindible en todo PC Gaming es optar por un SSD, ya sea SATA o NVMe M.2. Si el dinero nos lo permite, lo mejor sería hacerse con uno de los segundos, ya que las velocidades de transferencia y de lectura crecen considerablemente respecto a los SSD tradicionales.

Tener una buena ventilación

Un aspecto que no se tiene tan en cuenta por los menos expertos es el de la refrigeración de nuestro ordenador. Para evitar cualquier tipo de problema, es crucial que nuestro PC Gaming cuenta con un sistema de ventilación que permita mantener lo más frescos posibles todos sus componentes. En este sentido, hacerse con un disipador, ya sea de aire o un sistema de refrigeración líquida, será fundamental para que nuestra CPU no alcance temperaturas demasiado elevadas.

Pero esta no es la única opción a la que podemos acudir para evitar el sobrecalentamiento. También es posible que instalemos ventiladores adicionales en nuestra torre, para que así mejoremos el flujo de aire, lo que permitirá bajar unos grados más la temperatura no solo de nuestra CPU, sino de todos los componentes del ordenador.

Una torre bonita, pero espaciosa

En muchas ocasiones, la elección de una determinada torre se basa casi al 100% en su apariencia. Esto es un error muy común a la hora de montar un PC Gaming, ya que, aunque el apartado estético es muy importante (a fin de cuentas, veremos la torre todos los días); también importa como es por dentro y por fuera. Volviendo al tema de la refrigeración, cuanto más grande sea la torre, o mejor construida esté, más eficiente será el flujo de aire del dispositivo.

Por otro lado, debemos tener en mente el tamaño de nuestros componentes, pues, si se trata de dispositivos con grandes dimensiones, es posible que no entren en la torre. Esto es algo que suele ocurrir con los disipadores más grandes, que requieren cajas más anchas de lo normal. Y, por último, otro elemento a destacar es la conectividad que nos ofrecerá la torre que escojamos, como varios USB 3.0, entrada de auriculares, e incluso algún puerto USB-C.

La fuente de alimentación es el corazón de nuestro PC

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos la elección de la fuente de alimentación. Teniendo en cuenta que será el componente que se encargue de nutrir al resto del PC, es crucial que escojamos un modelo con el voltaje suficiente para que no suframos problemas de apagados repentinos. Dependiendo del tipo de ordenador que pretendamos montar, podremos partir desde opciones con 600W hasta aquellas que superen los 1000W (aunque estos últimos son en los presupuestos más premium).

Finalmente, también es importante fijarse en la certificación que incluyen este tipo de componentes. Muchas fuentes vienen sin un certificado de calidad, algo que debería indicarnos decantarnos por otro modelo. Generalmente, los certificados parten de los 80 plus bronce, hasta llegar a los 80 plus titanium, siendo la primera la mínima recomendada.

¿Qué comprar para un PC Gaming por menos de 800 euros?

En esta ocasión, hemos creado un presupuesto que está pensado para no superar los 800 euros. Por tanto, podríamos considerar que el PC que tendremos será de gama media, por lo que será perfecto para poder jugar en Full HD, e incluso dar el salto a los 1440p en algunos juegos. Además, con los componentes que hemos decidido integrar, tampoco tendremos ningún tipo de problema en realizar otro tipo de tareas.

Es importante señalar que se trata de un precio orientativo, ya que los componentes suben y bajan de precio de manera constante. Sin embargo, el presupuesto será en base a los precios que estos componentes tienen al momento de realizar el artículo. Estas son las piezas escogidas.

AMD Ryzen 5 5600G 4.40GHz

La familia Ryzen 5 es una de las opciones más recomendadas para los PC Gaming de gama media. Por eso, en esta ocasión hemos optado por escoger el 5600G, una CPU que integra gráficos integrados, para aquellos casos en los que nos hiciera falta para cualquier cuestión. Este modelo tiene 6 núcleos físicos y 12 hilos, con una velocidad de reloj base de 3.9 GHz, con posibilidad de aumentarla hasta los 4.4 GHz. Además, es compatible con memorias RAM DDR4 de hasta 3.200 MHz. Su precio es de 138,94 euros.

Gigabyte GeForce RTX 3060 WINDFORCE OC 12GB GDDR6 Rev 2

Si nos preguntan por la reina de la gama media de la anterior generación, no tendríamos ninguna duda en decir que esa fue la RTX 3060. Esta tarjeta cuenta con un total de 3.584 núcleos CUDA, lo que se traducirá en un rendimiento fantástico en Full HD, e incluso en QHD en varios casos. Además, es el modelo con 12 GB GDDR6 de VRAM, por lo que su durabilidad estará más garantizada que aquellas que vienen con 8 GB. Además, cuenta con un tamaño compacto y un buen sistema de refrigeración. Su precio es de 269,00 euros.

Gigabyte GeForce RTX 3060 WINDFORCE OC 12GB GDDR6 Rev 2

Gigabyte B550M Aorus Elite

Para tratar de ajustar el precio del dispositivo lo máximo posible, pero sin renunciar a una de las últimas gamas compatibles, hemos optado por esta placa base de Gigabyte, que cuenta con un diseño micro ATX. No obstante, tendremos todo lo necesario para que los componentes funcionen a la perfección. Incorpora 4 slots de RAM DDR4 para hasta 128 GB, PCIe para la tarjeta gráfica y el SSD. Además, en conexiones, ofrece 4 puertos USB 3.0, otros 4 USB 2.0, cable LAN, entrada HDMI y DVI y las entradas de sonido. Su precio es de 102,95 euros.

GIGABYTE B550M AORUS ELITE mATX Motherboard for AMD AM4 CPUs

Corsair CV Series CV650 650W 80 Plus Bronze V2

Corsair es una de las marcas más prestigiosas en lo que a fuentes de alimentación se refiere, así que nada como uno de sus modelos para montar nuestro PC Gaming. En esta ocasión hemos optado por el modelo con 650W de potencia, que será más que suficiente para el resto de componentes de la configuración. Además, cuenta con la certificación 80 Plus Bronze. Eso sí, se trata de una fuente tradicional, por lo que no será modular o semimodular, como otros modelos. Su precio es de 54,99 euros.

Corsair CV650 80 PLUS Bronze No Modular ATX 650 Vatios Alimentación Corriente Estable Plena, Ventilador de Refrigeración Silencioso de 120 mm, Carcasa Compacta, Carcasa y Cables Negros EU Negro

Lexar NM790 1TB con Heatsink NVMe PCIe

Este modelo de Lexar cuenta con todo lo que demandábamos de un buen SSD para un presupuesto de gama media. Además de ofrecer una capacidad de 1 TB, se trata de un modelo NVMe M.2 PCIe 4.0, por lo que tendremos una velocidad de lectura de hasta 7.400 MB/s, así como una velocidad de escritura de hasta 6.500 MB/s, algo que se queda muy por encima de lo visto en los SSD SATA tradicionales, y de los primeros SSD NVMe M.2. Por tanto es ideal para que nuestro sistema operativo y nuestros juegos estén en él instalados. Su precio es de 89,95 euros.

Lexar NM790 SSD Interno 1TB con Disipador de Calor, M.2 2280 PCIe Gen4x4 NVMe SSD, hasta 7400 MB/s de Lectura, 6500 MB/s de Escritura, Unidad de Estado Sólido para PS5, PC (LNM790X001T-RN9NG)

Tempest Cooler 4Pipes Black Ventilador CPU 120mm Negro

Aunque existen opciones más potentes, este disipador de aire de la marca Tempest será más que suficiente para un dispositivo de las características que estamos buscando. El dispositivo cuenta con una RPM máxima de 1.650, así como un caudal de aire de 68 CFM y una presión estática de 1.75mmH2O. El ruido quizás es su aspecto más negativo, ya que ofrece un sonido máximo de 35,41 dB. Eso sí, cuenta con un diseño bastante bonito y un tamaño adecuado para cualquier caja. Su precio es de 32,98 euros.

Tempest Cooler 4Pipes 120mm Ventilador CPU Negro

Corsair Vengeance LPX 16GB (2x8GB) DDR4 3200MHz C16 XMP

Aprovechando la compatibilidad máxima de la placa base, hemos optado por incorporar 16 GB de RAM en doble canal, o lo que es lo mismo, usar dos slots de 8 GB cada uno. Este modelo cuenta con una frecuencia máxima de 3200 MHz, y gracias a la latencia CL16 será un modelo realmente rápido. Cuenta con difusores térmicos para poder controlar las temperaturas, e incluso permite hacer un pequeño overclock. Su precio es de tan solo 42,99 euros

Corsair Vengeance LPX 16GB (2x8GB) DDR4 3200MHz C16 XMP 2.0 Kit de Memoria de Escritorio de Alto Rendimiento, Negro

NOX HUMMER FROST

Por último, tenemos esta fantástica caja de la marca Nox, que se ha vuelto realmente popular en los últimos años. Además de ser espaciosa, la caja incorpora espacio para 6 ventiladores internos para mejorar la refrigeración del PC, compatibles además con la iluminación RGB en cada uno de ellos para los amantes de las luces. El diseño frontal es realmente elegante, y tiene una ventana de cristal que podemos abrir con facilidad. Finalmente, cabe señalar que este modelo incorpora un puerto USB 3.0, dos puertos USB 2.0 y entrada de auriculares. Su precio es de 41,99 euros.

NOX HUMMER FROST -NXHUMMERFROST- Microtorre micro ATX;ATX, hasta 6 ventiladores 160mm, diseño gaming, tira LED ARGB rainbow, ventana cristal templado, graficas gran tamaño, USB 3.0, negro

Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio económico a Vida Extra. En caso de no disponibilidad, las ofertas pueden variar.

Imágenes | Amiel D Hechanova en Unplash, Ahmed Atef en Unplash, Siednji Leon en Unplash, Nox, Corsair, Lexar, Gigabyte, AMD, Tempest

En VidaExtra | Montar el mejor PC Gaming por menos de 1.500 euros en 2024 ¿Qué comprar? Consejos y recomendaciones

En VidaExtra | Los mejores monitores 4K para jugar por debajo de 350 euros ¿Cuál comprar? Consejos y recomendaciones


La noticia

Montar el mejor PC Gaming por menos de 800 euros en 2024 ¿Qué comprar? Consejos y recomendaciones

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Fran San Nicolás

.