Los cambios de Call of Duty Black Ops 6 que definirán la nueva era de la saga

Los cambios de Call of Duty Black Ops 6 que definirán la nueva era de la saga

junio 12, 2024 Desactivado Por

Nuevos campos de batalla, una movilidad como jamás se había visto en la saga y la genuina ambición de ser el shooter más exitoso. O, más bien, reclamar esa distinción un año más, incluso si eso implica llevarse por delante la entrega anterior. Call of Duty Black Ops 6 nos lleva por primera vez a la década de los 90. Un terreno nuevo en su extensa cronología que despertará cierta nostalgia por su ambientación entre los veteranos que vivieron la época, pero que también promete promete potentes revelaciones y giros inesperados siempre en favor de la acción explosiva de la franquicia. ¿La única novedad? En absoluto.

A estas alturas de la partida no nos vamos a engañar: por mucho que la Campaña tenga un peso enorme en cada entrega, tanto por su ambientación como a la hora de definir el concepto jugable; lo que de verdad define el éxito y el calado de cada nuevo Call of Duty es la evolución del gunplay y el enfoque hacia un multijugador que nos tendrá obsesionados durante los próximos 12 meses. O más. Y, al menos sobre el papel, Treyarch tiene claro qué puede aportar Black Ops 6 a la saga y qué debe recuperar de años anteriores.

¿Un punto y aparte para Call of Duty? Más bien el legítimo nuevo capítulo para la franquicia. Y es que no lo vamos a negar: el Modern Warfare 3 de 2023 fue a todos los efectos un juego de transición. Uno que funcionó de escándalo a nivel comercial mientras Activision ganaba un año de tiempo de cara a un Black Ops 6 que ya cuenta con la distinción de ser la entrega que más tiempo ha estado en desarrollo y cuyo testeos de la jugabilidad se remontan a un cada vez menos cercano 2022.

Por lo general se suele decir que si algo funciona lo mejor es no tocarlo, pero Treyarch saben muy bien qué hacer con la jugabilidad y cómo ampliar los márgenes sin que ningún fan se vea arrollado por las novedades. Y, a falta de llegar a nuestras propias conclusiones en lo jugable, en VidaExtra hemos simplificado las promesas, las ideas que vuelven y lo que realmente definirá el lanzamiento de Call of Duty Black Ops 6 como esa entrega que ambiciona asentar el futuro de la saga en varios puntos clave. Empezando por uno que notarás nada más empezar tu primera partida.

El movimiento multidireccional

Estamos de acuerdo en que la base jugable de cualquier shooter es disparar a prácticamente todo lo que se mueva, pero el elemento que define cada experiencia y, por extensión, cada entrega de Call of Duty es la movilidad. Por ello, el movimiento multidireccional busca ser el máximo reclamo y lo que definirá  cada una de las experiencias y modos que ofrece esta entrega.

También conocido como el omnimovement, la idea se basa en añadirle una capa más de opciones y hacer más intensa cada partida introduciendo la posibilidad de hacer sprint en cualquier dirección: de frente, de lado y en retroceso. De modo que ganaremos más recursos y posibilidades tanto en los enfrentamientos directos como nuestra manera de adaptarnos, reaccionar o tomar la iniciativa en función lo que ocurre en cada.

Sin el movimiento multidireccional, nuestro personaje rota en el suelo al mirar hacia atrás tumbado. Al activarlo gana la posibilidad de apuntar hacia muchas más direcciones

Lógicamente, el hecho de esprintar es solo el principio: el movimiento multidireccional también habilita que exprimamos más y mejor maniobras como los deslizamientos, al lanzarnos de un salto o incluso nuevas direcciones al apuntar cuando estamos con el cuerpo echado a tierra, de modo que, en este último caso, en lugar de rotar nuestro personaje reaccionará de manera más dinámica, natural y, por supuesto, eficiente.

Al lanzarnos al suelo desde la derecha y apuntar hacia atrás en el aire el personaje rotaba 180 grados. Con el movimiento multidireccional activado pasar a realizar un giro total que le permite caer de espaldas mientras dispara

El gran objetivo detrás de estas mayores opciones de movilidad, disponibles en la campaña, el multijugador o los zombis, busca que cada partida sea más emocionante y, a la vez, que los jugadores experimenten nuevas estrategias o tretas   logrando que los tiroteos no solo se sientan mejor y más auténticos, sino también logrando aportar novedad y una evolución significativa a la hora de jugar frente a lo que se ha hecho en la saga.

Lo cual nos lleva a la otra gran cuestión: ¿ahora los controles y las acciones son más complicadas? Por suerte, otro de los propósitos de Black Ops 6 es simplificar los controles. Si queremos, claro.

Realizar maniobras asombrosas y complejas ahora es más fácil (si quieres)

Damos por hecho que para jugar a cualquier juego de Call of Duty necesitas puntería y reflejos. Lo primero puede ser ajustado hasta cierto grado a través de las opciones, pero al final depende de ti. Sin embargo, los reflejos es algo más delicado: conforme ha evolucionado la movilidad en las anteriores entregas y los escenarios han ganado matices la cantidad de botones que debemos pulsar para poder movernos de manera fluida durante la partida es cada vez mayor y eso, quieras que no, es una barrera. El objetivo del movimiento inteligente es derribarla.

Según Treyarch, el movimiento inteligente es un recurso que permitirá que el jugador se centre en lo que quería conseguir con cada movimiento, no «en la forma de conseguirlo», de modo que se han habilitado tres nuevos tipos de asistentes para Esprintar, Saltar y Agacharse que se pueden activar o desactivar por separado desde los ajustes del propio juego. De modo que:

Al habilitar el movimiento inteligente al Esprintar, tras un periodo de tiempo medido (Sprint Assist Delay time) en el que estaremos avanzando empezaremos a correr en la dirección específica hacia dónde nos dirijamos.
El movimiento inteligente Saltar nos permitirá cruzar o sortear obstáculos al esprintar y podemos activarlo de manera limitada o completa.
Finalmente, el movimiento inteligente al Agacharse simplificará enormemente la cantidad de acciones y botones necesarios para deslizarnos, agacharnos o tumbarnos tanto al caminar como al esprintar.

Como es natural, para los jugadores más veteranos acostumbrarse a estas mecánicas de sopetón puede ser un trámite que se vuelva en su contra, sobre todo cuando todavía están explorando las posibilidades del movimiento multidireccional, de modo que Treyarch ha optado por que cada uno habilite o desactive cualquiera de estos tres recursos para que haya una experiencia fluida y al gusto. Y ojo, que no es la única iniciativa que veremos en este Call of Duty que nos permitirá adaptar lo que ofrece el juego a nuestras necesidades y preferencias.

Por qué te va a gustar el diseño de la interfaz de Black Ops 6

En los shooters en primera persona el campo de visión marca la diferencia. Algunos sufren (con razón) cuando la pantalla está demasiado cargada durante el desarrollo de la partida, mientras que otros prefieren tener todas las herramientas y notificaciones a la vista para tener un control total de la situación. ¿Cómo lograr que llueva a gusto de todos? En Black Ops 6 han apostado por una solución salomónica: que cada jugador pueda camba la interfaz «de manera drástica» para que ésta se adapta tanto a sus preferencias como a sus necesidades.

Eso no quiere decir que ya no haya ajustes preestablecidos o novedades a tener en cuenta. La idea, de hecho, pasa por combinar diferentes diseños para que aquellos que se sienten cómodos con una pantalla limpia y minimalista puedan competir con los que desean esa gratificación instantánea al recibir notificaciones constantemente con cada hito durante la partida. 

¿Prefieres que no haya ni un solo número y letra en pantalla durante los tiroteos? Buenas noticias: también está esa opción. Aunque también toca ser consecuente y agudizar todavía más el oído y la vista.

Sin embargo, lo más interesante es que esta búsqueda de la optimización se aplica a todo el juego. En lo estético nosotros tenemos la última palabra desde al minimapa, el cual podremos mover para colocarlo dónde más nos guste, a los Widgets o la opción de eliminar todos los indicadores; pero también veremos los resultados desde una sala de espera que se ha simplificado y, en el proceso, Treyarch asegura haber reducido el el tiempo de espera entre partidas. Aspectos que marcan la diferencia.

Al igual que con las nuevas opciones de movilidad, los creadores de Call of Duty Black Ops 6 se han propuesto ofrecer una experiencia que funcione tanto para los veteranos y los jugadores más dedicados, como para quienes no han jugado en mucho tiempo o vienen de otras sagas de shooters y algo no les termina de encajar; e incluso aquellos que no tienen experiencia en los FPS multijugador o directamente en la saga Call of Duty. 

Precísamente, para que éstos dos últimos perfiles de jugador se aclimaten a lo grande se seguirá apostando por ofrecer ya tradicional Campaña anual. Aquí no se da puntada sin hilo.

Tendremos una campaña dinámica. ¿Qué significa eso?

Activision sabe muy bien que la campaña de Call of Duty es algo que se agradece por parte de los jugadores, pero que a efectos prácticos supone una muy diminuta porción del tiempo de juego en comparación con los modos multijugador. Es más, un porcentaje muy grande de jugadores ni siquiera la empiezan y la cantidad de los que la completan es casi simbólica.

Lo esencial sobre la campaña es que nos traslada por primera vez a un año 1991 inexplorado dentro de la saga pero que sigue la línea argumental trazada desde Black Ops: Cold War (a modo de secuela) y se inspira en varios de los flashbacks ofrecidos en entregas anteriores. Como temáticas, tenemos la caída del muro de Berlín con las consecuencias que ello supone, el malestar de la Guerra del Golfo y una enorme premisa: estos acontecimientos ocultan una verdad realmente peligrosa en la que, de manera gradual, pasaremos de realizar operaciones encubiertas a tomar un rol más clandestino.

Esto no impide que el gran modo para un solo jugador tenga un propósito mayor para cada juego: para muchos es la puerta de entrada a la experiencia Call of Duty y para todos sirve como ambientación y para asentar la temática de cada entrega. Y la de Black Ops 6, que llevará la firma de Raven, no será muy larga en comparación con otros shooters pero, como mínimo, ya es prometedora.

Según declaraciones de Yale Miller de Treyarch, podemos esperar que esta tenga la duración de las anteriores entregas clásicas de Call of Duty, lo cual viene a ser como media entre seis y ocho horas. Sin embargo, en este caso se apostará férreamente por la rejugabilidad: se trata de misiones independientes creadas desde cero y cada una de ellas se puede abordar y ejecutar con diversos métodos y estrategias.


«Por ejemplo, una misión requiere que te cueles en el antiguo alcantarillado que hay bajo un opulento casino del sur de Europa. Estas catacumbas, donde solo se oyen los gritos ahogados o el golpe sordo de los enemigos al desplomarse, son uno de los muchos lugares apropiados para el sigilo. Luego deberás reubicarte tácticamente en la zona superior y ejecutar un robo audaz en el propio casino. Otras zonas son más adecuadas para batallas a gran escala, como un potente asalto en un palacio en el desierto de Irak.»

«Dentro de cada misión, la campaña de Black Ops 6 se centra en los métodos que puedes emplear para obtener la victoria y en la rejugabilidad, y te da libertad para pasar de una misión a otra según te apetezca. Naturalmente, esto también se aplica al combate, pero además afecta a las conversaciones que tienes, en las que los agentes charlan, negocian y manipulan para llegar a distintos resultados, que pueden variar mucho y dependen de las decisiones que hayas tomado.»

El gran plan de Raven de cara a ofrecer misiones con esa esencia palomitera de las superproducciones hollywoodientes con diferentes modos de resolverse pasa por adoptar un modelo que, sin renunciar a los tiroteos, aporte una mayor sensación de libertad de acciones y, de manera colateral, gane algo que sí necesitaban las campañas de Call of Duty de un tiempo a esta parte rejugabilidad. Y ahí es dónde entra en juego nuestra nueva base de operaciones para la campaña.

Olvídate del Piso franco: Así es la mansión de Black Ops 6

Uno de los aspectos más curiosos de la campaña de Black Ops Cold War, el cual fue el primer juego de la saga creado para PS5 y Xbox Series X /S, fue el piso franco de Berlín, el cual servía de base central de operaciones y, a la vez, el punto desde el que se desplegaba la propia trama. Cuatro años después, en Black Ops 6, Treyarch y Raven dan un paso más allá y nos habilitan una enorme mansión. Eso sí, no esperas las llaves de un edificio de nueva construcción.

Según avancemos en la historia tendremos acceso a una gran infraestructura abandonada décadas atrás y que originalmente sirvió como base de operaciones para el KGB durante los años 50 y 60. Ahora que ha caído el Telón de Acero y Estados Unidos es la única gran superpotencia del mundo, nos soviéticos no la van a usar ni tampoco la echarán de menos. Nosotros sí.

Activision ha definido esta base de operaciones como una mansión apartada y laberíntica con vistas a un mar encrespado, pero a efectos jugables es algo más que una zona de libre exploración: en sus jardines tendremos un lugar perfecto para afinar la puntería y, como si fuese el Castillo de Hogwarts de Harry Potter, también habrá habitaciones ocultas o cerradas que guardan secretos en beneficio de la propia trama.

Lógicamente, no se nos dará esta ubicación para nosotros solos: allí encontraremos a los protagonistas de, incluyendo al sargento mayor Frank Woods del anterior Call of Duty Black Ops que, en esta ocasión, no podrá salir a ayudarnos en nuestras misiones clandestinas tras lo ocurrido en Black Ops Cold War; pero también conoceremos al resto del equipo, incluyendo a nuestro contacto con la CIA, una letal asesina o el siempre habilidoso experto en tecnología que no puede faltar en este tipo de operaciones.

¿Cómo se conecta la campaña con la mansión? A través del tablón de pruebas, el cual es básicamente una expansión del ya visto en Black Ops Cold War y que en el proceso se ha adaptado a la nueva manera de abordar unas misiones que se pueden resolver de diferentes maneras, ofreciendo más información e informes que nos habilitarán seguir una estrategia o idear algo diferente.

Sobra decir que, pese a que la Campaña de Black Ops 6 está acotada por su duración y no tiene tanto gancho como los modos multijugador o zombis, la mansión le da un nuevo valor y habilita que pasemos más tiempo jugando por nuestra cuenta, sin tener que pasar por el cooperativo o el competitivo. Algo que, quizás, no sea el mayor reclamo del juego, pero que aporta un valor adicional a quienes hasta ahora no han sido tan fans de los modos estrella de la saga Call of Duty. Algo que cimentará la nueva era de la saga.

Bola Extra: ¿Qué implica que la saga Call of Duty llegará de lanzamiento al Game Pass?

Durante años, los jugadores de PlayStation han tenido un trato de favor con el lanzamiento de nuevo Call of Duty frente a las versiones de Xbox y PC. No fueron los primeros, que conste, ya que en los tiempos de la Xbox 360 las consolas de Microsoft recibían mapas antes, pero sí es cierto que las condiciones puestas por Sony durante esta alianza eran bastante particulares: además de acceso temprano a las betas, los contenidos e incluso acceder a operadores de manera exclusiva durante un año, se bloqueó la llegada de la saga al Game Pass. O, al menos, eso dijo Phil Spencer. La nueva realidad es que a partir de ahora todos los contenidos llegarán a todas las plataformas a la vez. ¿Tabula rasa? Bueno, digamos que los jugadores de Game Pass son los grandes ganadores 

En VidaExtra | Echo de menos las campañas bélicas de Battlefield 1 y Call of Duty WWII, y es probable que pase mucho hasta que otra me emocione igual

En VidaExtra | Jugar a los Call of Duty clásicos en PC sin protección es un suicidio, y este streamer lo ha descubierto de la peor forma posible


La noticia

Los cambios de Call of Duty Black Ops 6 que definirán la nueva era de la saga

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.