Hulk se encerró durante décadas en una cueva, pero al salir comenzó la terrible pesadilla de Bruce Banner

Hulk se encerró durante décadas en una cueva, pero al salir comenzó la terrible pesadilla de Bruce Banner

marzo 31, 2024 Desactivado Por

Si ha existido una máxima que ha definido a todas las versiones de Hulk es que el gigante verde siempre ha querido estar solo. El alter ego de Bruce Banner ha peleado con furia para que le dejasen en paz, por lo que nunca ha tenido reparo en destruir ejércitos y acabar con cualquiera que se pusiese en su camino… hasta que ya no hubo nadie con quién enfrentarse.

Con el guión de Peter David y las ilustraciones de Dale Keown, Hulk: The End relató en 2002 el final de la masa de músculos gracias a una colección de Marvel que pretendía dibujar una última historia para cada personaje. En el caso de la creación de Jack Kirby y Stan Lee, lo cierto es que el futuro que le aguardaría no sería nada agradable.

La trama nos sitúa un par de siglos más allá de la era actual de la Tierra-616 para mostrarnos a un extremadamente anciano Bruce Banner que se dedica a vagar sin rumbo por la faz de la Tierra. Apenas viste un trozo de tela morado que le cubre la entrepierna, su pelo es canoso y su físico está en las últimas, todo ello siendo registrado por un robot flotante que le acompaña en todo momento. ¿Qué es lo que ha sucedido para encontrarse ante semejante situación?

A través de los recuerdos del experto en los rayos gamma, nos enteramos de que finalmente la temida crisis nuclear estalló por todo el globo. Las bombas atómicas llovieron sobre todos los países sin compasión, lo cual desembocó en la aniquilación total de la raza humana, excepto Hulk. El ser verde no se vio afectado por la radiación ni por las explosiones y, sumado al hecho de que no le importaba lo más mínimo el destino de la humanidad, decidió aislarse en el clásico refugio del desierto de Nuevo México.

Durante años se encerró en aquel lugar y, a pesar de que Bruce Banner regresó, este no pudo apartar la roca que tapaba la entrada de la cueva. Fue finalmente un robot llamado Recorder el que apartó la piedra, lo cual le permitió salir de allí, pero recibiendo la noticia de que él era el único humano sobre la Tierra. Enviado para cerciorarse de que la peligrosa humanidad desaparecería al completo, Recorder deja a Vidbot, el pequeño aparato flotante, grabando los últimos compases de vida de Banner con los que certificar la extinción de la especie.

¿Cómo pudo sobrevivir durante tanto tiempo el antiguo marido de Betty Ross? La imnunidad a la radiación y la capacidad para alimentarse de prácticamente cualquier cosa por parte de Hulk y convertirla en energía permitió a Banner permanecer vivo. Sin embargo, ya sabemos lo que todos los científicos han asegurado que sobreviviría a un apocalipsis nuclear: las cucarachas. Los dichosos insectos se apoderaron de todo y, en su búsqueda de comida, hallaron en Hulk el plato perfecto.

Es en estos instantes cuando la mole surge para luchar contra enjambres gigantescos de estos seres y siempre termina perdiendo. Es más, su cuerpo acaba devorado, destripado y en unas condiciones lamentables que no le impiden utilizar su habilidad de regeneración para prácticamente regresar de entre los muertos. Así pues, ambos personajes conviven en un mismo cuerpo odiándose mutuamente y deseando poner fin a la existencia del otro. Banner ha recorrido todo el continente americano, hallando incluso el memorial a superhéroes caídos como Spider-Man, el Capitán América o el resto de los Vengadores, pero su mayor anhelo no se cumple.

Desea fervientemente morir y ha intentado suicidarse, pero la tensión del momento lo convierte constantemente en Hulk, lo cual aborta todo intento de poner fin a su vida. Hulk tiene alucinaciones con villanos como Abominación o el Líder, mientras que Banner sueña con volver a estar junto a su querida Betty, por lo que el final llega por sorpresa. El cuerpo del humano no resiste más y comienza a sufrir un fallo cardíaco que le dirige hacia el final, pero Hulk no está de acuerdo, por lo que surge en el último instante.

Tras pasar la noche, Hulk respira aliviado al darse cuenta en su interior de que Bruce Banner ha fallecido. El problema reside en que si permite volver a Banner, morirá él también, por lo que se sienta en una roca y disfruta de la soledad que tanto ansiaba. No queda nadie más que él, es el más fuerte que existe y tan solo es capaz de sentir… frío.

En VidaExtra | De cuántos colores puede ser Hulk: cómo Marvel le ha cambiado la piel a su gigante de Jade durante décadas

En VidaExtra | ¿Quién es She-Hulk? Así ha sido el paso de Hulka, la giganta jade de Marvel, a través de los videojuegos


La noticia

Hulk se encerró durante décadas en una cueva, pero al salir comenzó la terrible pesadilla de Bruce Banner

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.