He catado la fusión entre The Martian y El efecto mariposa y ya es el videojuego de ciencia ficción que más me ilusiona para 2024

He catado la fusión entre The Martian y El efecto mariposa y ya es el videojuego de ciencia ficción que más me ilusiona para 2024

junio 17, 2024 Desactivado Por

Fue hace un par de años cuando The Alters se reveló al mundo por primera vez, pero pasó completamente por debajo de mi radar. La obra de 11 bit studios no se quedó grabada en mi retina y no fue hasta hace unos meses cuando quedé prendado con un adelanto durante The Game Awards 2023. Los padres de This War of Mine tienen algo muy gordo entre manos y necesitaba poder catarlo en primera persona.

Gracias al clásico Steam Next Fest, la obra ha puesto a disposición del público una demo que permite saborear su primera hora de desafíos. Un conjunto de retos que beben de la ciencia ficción más poderosa visualmente, pero también de aquella que induce al pánico absoluto cuando pensamos en las posibilidades que permitiría la tecnología futurista.

No son viajes en el tiempo, pero casi

El estreno de The Martian en 2015, adaptando la novela homónina de Andy Weir, supuso un enorme éxito gracias a una perspectiva muy interesante de la supervivencia más allá de las estrellas. ¿Qué harías en un planeta completamente desértico y con escasos recursos a tu alcance? Un gran problema a resolver y al que hay que añadirle el factor clave de que debes resolver todas las cuestiones por ti mismo.

Ese es precisamente el contexto con el que se encuentra Jan Dolski, protagonista de The Alters, y que no tiene ni idea de cómo ha terminado estrellándose en un planeta lejano. A millones de kilómetros de distancia de su casa, Dolski descubre que todos sus compañeros de expedición han muerto en las cápsulas de salvamento, así que toca buscar refugio en la enorme base móvil que rueda libremente.

Claro, nuestro amigo no es más que un hombre normal y corriente en circunstancias absolutamente extraordinarias, por lo que en el momento en el que se estropea la máquina de filtrado de la radiación, no hay salvación. El cuerpo celeste gira sin pausa hacia un sol gigante y comienza una carrera contrarreloj por la supervivencia, pero Dolski necesita más manos.

Es aquí cuando entra en juego una misteriosa máquina cuántica que guarda sus recuerdos y que, gracias al uso de una sustancia conocida como rapidium, es capaz de generar versiones alternativas de sí mismo. ¿Qué hubiese pasado si Dolski se hubiese enfrentado a su padre abusador y defendido a su madre, a cambio de renunciar a sus estudios? Las posibilidades son enormes y los Jan posibles guardan una estrecha relación, pero tienen las suficientes diferencias como para marcar el rumbo de la misión.

Básicamente, es un pequeño juego de viajes en el tiempo, pero al más puro estilo de El efecto mariposa de Ashton Kutcher. Durante la demo tan solo puedes generar un solo alter -término usado para tus versiones diferentes-, aunque ha sido suficiente como para comprobar que debo mantener una buena relación con él; de lo contrario, la radiación habría atravesado la nave y la aventura habría terminado en un santiamén.

Aprende a superar las adversidades

Y sí, hay que atender muchas necesidades en toda una construcción futurista, pues ante todo The Alters es un videojuego de gestión. No desde la clásica perspectiva isométrica para manejar grandes estructuras, sino que todo se reduce a la visión de Jan Dolski desde una cámara en tercera persona. Caminar por la superficie es peligroso: no hay oxígeno, la radiación aumenta cada día y los parajes son tan bellos como agresivos.

La ambientación es absolutamente fabulosa, disponiendo un planeta brutalista, con rocas puntiagudas, formas oscuras, cielo en constante tormenta y una marea incesante que asusta. El juego no cesa de enviar señales de que no puedes mantenerte mucho más tiempo aquí, pero tampoco puedes prescindir de los materiales que atesora. El rapidium es el más especial de ellos, ya que permite la creación de alters, aunque resulta fundamental conseguir recursos orgánicos y minerales.

Por ejemplo, la primera expedición que lleve a cabo para encontrar menas y fuentes abundantes me llevaron a recorrer las cercanías de la base. Los humos azules y rojos que exudan los yacimientos son señales inequívocas sobre dónde buscar, pero todo se complicó un poco más con la extracción de agua. Es necesario perimetrar una zona concreta para localizar el punto con mayor abundancia y a partir de ello, una máquina para la extracción. Por si fuera poco, se puede conectar a través de un sistema de pilares esa mina con la base, por lo que los recursos fluyen hacia ella.

Sin embargo, el bien más preciado en The Alters no es otro que el tiempo. Las horas pasan inexorablemente y con el cambio de cada día el juego recuerda cuánto falta hasta que todo termine. Jan es capaz de rendir con eficiencia durante muchas horas, pero a la postre necesita descansar si quiere atender todo lo que se puede hacer en su pequeña gran casa. La cámara pasa a ser de perspectiva lateral para que podamos movernos por los diferentes módulos, ya sea la cocina, el dormitorio, la sala de comunicaciones, la sala de trabajo o el siempre apreciado almacén.

Todo ello a través de un sistema de ascensores muy útil, pero lo mejor es que podemos colocar cada una de las cabinas donde queramos. El título permite desplazarlas sin problemas para ganar espacio, lo cual tiene pinta de que dará mucho juego de cara al futuro. Bien es cierto que no he podido explotar demasiado las capacidades de una base con forma de rueda, lo cual posibilita desplazarla con cierta libertad por la superficie.

Apunta maneras la obra de 11 bit studios con su componente mecánico, del cual apenas he podido vislumbras un vistazo, pero hay un peso narrativo brutal y tremendamente interesante de cara al futuro. De un solo plumazo puedes descubrir toda la cadena de eventos que han llevado a Dolski a ser quien es, el cual ha tenido que tomar decisiones complicadísimas en poco más de 30 años de vida. Por ello, es potencialmente prometedor el encuentro con cada uno de sus yos alternativos.

No actúan bajo los designios del protagonista por el puro hecho de serlo, sino que tienen su propia idiosincrasia. Tuve que convencer al que generé de que me ayudase, de que teníamos mucho más en común de lo que pudiera parecer. Lo sorprendente es que ese nexo de unión llegó a través de un típico plato que preparaba la madre ambos, por lo cual una buena comilona siempre ayuda relajar las tensiones. Las posibles ramificaciones que se vislumbran y sus consecuencias son intrigantes, tanto como lo que se traen entre manos en la empresa que ha financiado la expedición.

Hay un trasfondo inquietante detrás de las intenciones de la compañía, pero estoy lejos de descubrirlas. De vez en cuando recibo comunicaciones entrecortadas con ellos, aunque es difícil sacar algo en claro. Eso sí, que The Alters pasa a mi lista de imprescindibles podéis darlo por seguro.

Fecha de lanzamiento de The Alters

La ciencia ficción de The Alters aterrizará en algún momento de 2024, por lo que toca esperar más noticias de sus creadores. Podremos sacarle partido en PC, PS5 y Xbox Series, incluyendo su lanzamiento desde el primer día en Xbox Game Pass.

En VidaExtra | Steam: 25 juegos gratuitos y enormes con miles de horas de juego que puedes descargar ahora mismo

En VidaExtra | Los 49 mejores videojuegos con multijugador online para jugar con amigos

En VidaExtra | Los 26 mejores videojuegos gratis a los que puedes jugar ahora mismo


La noticia

He catado la fusión entre The Martian y El efecto mariposa y ya es el videojuego de ciencia ficción que más me ilusiona para 2024

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.