GTA Online me ha recordado que es mejor no beber antes de conducir, aunque me traicioné a mí mismo en Bottom Dollar Bounties

GTA Online me ha recordado que es mejor no beber antes de conducir, aunque me traicioné a mí mismo en Bottom Dollar Bounties

julio 7, 2024 Desactivado Por

En el diccionario del Agente 47, la definición de un cazarrecompensas aclara que se trata de una persona que localiza un objetivo, lo aniquila o atrapa según la letra pequeña del contrato y cobra una cuantiosa suma de dinero por el trabajo bien hecho. La definición no incluye el pequeño detalle de ser sigiloso, por lo que he causado el caos por doquier en GTA Online.

El modo multijugador de GTA V sigue exprimiendo todavía más la ciudad de Los Santos y en esta ocasión Rockstar Games ha preparado unos cuantos asaltos en forma de la actualización Bottom Dollar Bounties. Ya os podéis hacer una idea: explosiones, disparos, meteduras de pata y muchos dólares ingresando en la cuenta gracias a la agencia de Jenette Eccles. Es imposible que la reconociese a primera vista, pero sí que guardo un espacio en mi memoria para su señora madre.

La aventura con Trevor, Michael y Franklin permite conocer a Maude Eccles, la cual vive en una pequeña granja en las afueras de Sandy Shores. Su función es la de proporcionar encargos al trío protagonista y esta mujer no tiene reparos en apuntar a un objetivo para que se le agujeree el cráneo. Es ahora cuando su hija, Jenette, está recogiendo el testigo del negocio familiar con la agencia Bottom Dollar Bail Enforcement en el sur de San Andreas.

La jubilación le pilla en el mejor momento, pues se dedica a ver series de televisión y disfrutar del tiempo libre. Demonios, quién de nosotros se negaría a semejante vida cuando dejemos de trabajar; no podemos culparla. Por mi parte, me considero un auténtico especialista en trabajar como asesino, secuestrador o maleante a sueldo, destacando en no llamar la atención bajo ningún concepto. Esa regla de oro la he roto, sin querer (evitarlo).

No sé qué han hecho los objetivos para merecer que les dé caza a diestro y siniesto, pero poco importa. Estoy al frente de un grupo de pazguatos pocas veces visto y la única licencia que tenemos es la de disparar sin responsabilidades de ningún tipo. Directores ejecutivos, estrellas de cine, pilotos callejeros legendarios… tipejos de un estatus quo superior al mío, aunque todos pertenecen a la misma calaña y terminarán en el depósito de cadáveres de Los Santos o en mi  furgoneta de la oficina de fianzas. Rejas metálicas o cámara frigorífica, una moneda al aire totalmente caprichosa.

El primer objetivo a capturar es Xavier Fremond, un tipo acusado de homicidio y agresión, y que se encuentra haciendo tratos poco limpios con los hippies en Paleto Bay. Toca localizarlo hackeando las cámaras de seguridad de la comisaría y nos lo encontramos haciendo negocios, los cuales fulminamos de forma eficaz. Coordinación, trabajo en equipo y unos cuantos balazos en la cabeza fulminan por completo a sus compañeros, por lo que no nos cuesta nada meterlo en el furgón. Entrega a domicilio, más de 30.000 dólares cobrados y a otra cosa. Primera prueba superada, aunque la siguiente…

Hunter Duggan es el travieso criminal con un historial más largo que un papel higiénico que toca cazar esta vez. Sin embargo, uno de mis compañeros tiene la magnífica idea de beber antes de ponerse al chollo, lo cual está terminamente desaconsejado por la OMS. Lo único que hicimos bien fue llegar hasta la sala de recreativas en las que se escondía el miembro de una de las familias más poderosas de GTA Online, por lo que por lo demás todo se fue al traste.

Tiramos granadas en un espacio cerrado, me mató el propio Hunter mientras yo pugnaba para que soltase el arma y lo metimos rápidamente en el furgón. El socio beodo decidió ponerse al volante, por lo que las consecuencias fueron las siguientes: otro compañero estampado contra un container por ir agarrado al lateral del vehículo, mi coche aplastado porque condujo por encima de él, yo saliendo por los aires tras lanzarse al vacío desde la carretera y un segundo choque contra un pilar de un puente ante el temor de que nos atropellase el tren. ¿Disculpas? ¿Qué es eso, se come?

Al menos Hunter duerme en el calabozo de las oficinas de Jenette y Maude junto a Fremond, por lo que cobramos la suma más alta y le ahorramos trabajo a Murph, el tanatopractor que también es pareja de Maude. Todos estos son contratos diarios con los que divertirse en mitad de una partida multijugador, pero el plato fuerte son los contratos más grandes. Chaz Lieberman, un apostador empedernido acusado de malversación de fondos, es la nueva diana por la que piden 125.000 machacantes.

El tipo es fácil de encontrar tras sabotear unas cuantas torres de control, pero el problema reside en que la dichosa mafia armenia lo persigue por apostar su dinero en un partido de béisbol de los Corkers. Por lo que me comentan por línea interna, el equivalente viene a ser apostar a que el Almería ganase la Liga española en 2024. El tipo es tan inútil que ni siquiera tiene instinto de superviencia, pues comienza a correr por delante de las líneas de fuego en un tiroteo en las vías de tren. Nos han reventado el furgón para transportarle y, en vez de pegarse como perrito faldero a nuestro trasero, parece que tiene prisa por llegar al repuesto.

Tras abrasar a todo mercenario armenio viviente, lo metemos rápidamente en la furgoneta y lo entregamos vivo. Ya puede charlar tranquilamente con Duggan y Fremond sobre por qué son tan idiotas, aunque dudo que hallen alguna respuesta. Lo que tengo claro es que hay más diversión por las calles de GTA Online, pues la fuente de la estupidez nunca parece agotarse en Los Santos.

En VidaExtra | El Arena War de GTA Online se ha convertido en el escenario para el robo de coche más épico y loco de la historia

En VidaExtra | El camión más loco de GTA Online no es una flipada: existe en la vida real y funciona endiabladamente igual de bien

En VidaExtra | GTA V esconde un absurdo cementerio de neumáticos en el mar… y semejante idea de bombero ocurrió realmente en Florida


La noticia

GTA Online me ha recordado que es mejor no beber antes de conducir, aunque me traicioné a mí mismo en Bottom Dollar Bounties

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.