Este era el último lugar en el que esperaba encontrar a Geralt de The Witcher 3: Wild Hunt, pero me lo pasé en grande con todas las referencias

Este era el último lugar en el que esperaba encontrar a Geralt de The Witcher 3: Wild Hunt, pero me lo pasé en grande con todas las referencias

abril 11, 2024 Desactivado Por

Que nuestro amado Henry Cavill ya no interprete a Geralt de Rivia en la serie The Witcher de Netflix no quiere decir que el personaje haya dejado de molar. Sí en cierto modo porque el actor Liam Hemsworth todavía tiene que demostrar su valía como brujo, pero el personaje va mucho más allá de esta versión.

Como fan incondicional de The Witcher 3: Wild Hunt y las obras de Andrzej Sapkowski, me encanta encontrar cualquier referencia a este universo en otras obras. Y no vale la skin de Fortnite. Por ejemplo, he pasado cientos de horas ojo avizor en busca de pistas en Cyberpunk 2077 y, aunque las hubo, fueron menos de lo que muchos esperábamos.

Suelo esperar referencias a otras cosas en cualquier película, serie, anime o videojuego. ¡Me encantan! Mi reciente regreso a Tiny Tina’s Wonderlands no fue una excepción y resulta que es el lugar esperar para esperarlas: Gearbox Software metió guiños y easter eggs para llenar un libro… ¡Y The Witcher tuvo toda una misión!

The Ditcher: ¡No toques las cosas del tocar!

Tuve la suerte de llegar hasta ese momento sin tener ni puñetera idea de esta misión, así que la sorpresa fue genuina. Un NPC me entregó una misión llamada «The Ditcher», que me llevaba al Oasis de Diente Solar (Las Dulciarenas). Solté el mando en mi escritorio para echarme las manos a la boca y soltar en voz alta: «Nah, ni de coña han hecho una misión para The Witcher».

Entré en el Oasis y a los pocos metros de entrar encontré una Centinela Hess que me dijo: «¡Óyeme! Tienes permitido contemplar toda la grandeza de nuestro Oasis, pero no puedes tocar nada. No digas que no te avisé». A continuación hice lo que cualquier jugador de Borderlands haría: ¡Tocar cosas! Un pedazo de armario con forma de tumba funesta. No tenía armas ni nada, pero sonó una risa maléfica. Fue algo así como abrir una caja de Pandora del baratillo.

La voz de un Vagabundo Misterioso resonó en mi comunicador. «¿En qué estabas pensando, alimaña ignorante?», dijo. «¿Quién eres tú que se atreve a hablarme de esa manera?», replicó mi personaje elocuentemente. «Soy Gerritt de Trivia, cazador de monstruos, azote de demonios y seductor de brujas. Protejo este mundo por dinero». Se me escapó una de esas carcajadas que te pillan por sorpresa.

Al parecer, había liberado al espíritu de la Sarissa, la diosa culebrosa del agua. No pude tomarme en serio a una diosa malvada con ese nombre… y sigo sin poder hacerlo. Tampoco a Gerritt, que me dejó tirado en cuanto las primeras culebrosas corruptas aparecieron. Al volver, la versión del baratillo de Geralt me guía hasta la clásica sala del trono… pero me deja tirado antes del siguiente combate, no sin antes decir «Andar es para campesinos. Nos vemos allí». ¡Nos ha salido burgués!

Gerritt dice que debo romper unos sellos y que hay una profecía muy conveniente sobre el asunto. «El primer sello lo romperá alguien rematadamente idiota. Habla de ti, a todo esto». ¡Además de burgués, vinagres! El siguiente comentario del brujo casi me hace llorar de risa: «Venga ya, tienes que haber oído de mí. Los bardos no dejan de loar mis hazañas […] Una vez yací con una mujer mientras cabalgaba un unicornio». En mi defensa diré que el doblaje de los Borderlands suele ser exquisito. «¡Es lo más mágico que he oído en toda mi vida!», gritó mi personaje.

«Ahora mismo estoy muy ocupado luchando contra monstruos de verdad. Acaba con esta basura mientras». Quería que Gerritt me cayese bien, pero es incluso más desagradable que Geralt. Según me contó (no sin faltarme al respeto varias veces), debía unir los tres aspectos fragmentados de la diosa para revivirla y después matarla.


Cuando te hayas ocupado de eso, nos ocuparemos de liberar la forma física de Salissa. En cuanto a mí, yo… lucharé contra otros monstruos y reconectaré reactivos para aceites, y pociones y cosas… que nos ayudarán contra Salissa. Tendrás que apañártelas sin ayuda. O dicho de otro modo: cállate y ahueca el ala.

El resto de la historia es la clásica misión de recadero de matar bichos y reunir materiales como un energúmeno para completar las condiciones del ritual que quiere llevar a cabo Gerritt. Mientras, el juego metió algunos diálogos con referencias sublimes. A ver si pilláis la del siguiente diálogo:


Gerritt: Debes recorrer un camino peligroso. Primero dirígete hacia…

Personaje: Nah, no te ralles, tengo un marcador en el mapa. Tranquilo.

Gerritt: ¿Posees La Intuición? Para eso hay que entrenar durante años. Puede que te haya juzgado mal. Puede, pero lo dudo.

El bobo se cree que es el único que tiene sentidos de brujo. Verás el día que Gerritt descubra lo que son los mapas, minimapas y brújulas. ¡El vinagres lo va a flipar! Tras esta nueva falta de respeto, continué con mi matanza indiscriminada de culebrosas corruptas… y no corruptas porque me daba exactamente igual. Cualquiera con una vida roja sobre su cabeza acabó muerto.

Continué avanzando en la misión, matando a todo lo matable y aguantando las faltas de respeto de Gerritt: «Iría contigo, pero tengo un montón de cosas que hacer ahora mismo. Ya sabes, monstruos, asesinar monstruos, recoger reactivos, darme el lote con titis, asesinar más monstruos. En fin, esas cosas». Llegados a ese punto, es inevitable pensar que es un botarate, abrazafarolas, cenizo, fantoche, gañán, pamplinas y otros insultos más fuertes que no puedo decir. Y sí, van en orden alfabético porque he buscado en google «insultos cultos».

La misión comenzó a ponerse rara y enrevesada: referenciaba a una referencia que hizo The Witcher 3: Wild Hunt (Blood and Wine) a Alicia en el País de las Maravillas y otros cuentos clásicos. Entré en el llamado Pozo de las Maravillas, un lugar donde la física no funciona muy bien. ¿Creéis que Gerritt me ayudó?


Mira, por mucho que me encante guiarte por todo este proceso, tengo mujeres preciosas con las que acostarme y maridos celosos que eludir. Tú sigue La Intuición y apáñatelas.

Ya ni se molestaba en disimular que estaba matando monstruos, pero daba igual: ya tenía todos los elementos necesarios para resucitar a Salissa y darle la paliza de su vida. Sobra decir que no contaba con la más mínima ayuda del brujo… o lo que sea esta versión de los 20 duros de Geralt. «Supongo que te concederé el honor de luchas a mi vera, pero quiero dejar clara una cosa: no te interpongas en mi camino».

La diosa malvada Salissa no me duró ni dos minutos gracias a mi build de daño por estados alterados, pero al menos fue más del tiempo que Gerritt pudo mantenerse en pie. No aguantó ni dos hostias, literalmente. Cómo sea así de rápido en los temas de cama… Y asumo que murió durante la pelea, porque no volvió a pronunciarse después. En resumen: Gerritt de Trivia murió siendo una gran referencia a Geralt, pero un brujo tan pésimo como su nombre parecía indicar. ¡Gracias, Tiny Tina’s Wonderlands, por esta maravillosa misión!

En VidaExtra | Nunca me he sentido más en casa como en el maravilloso mundo de Tina Chiquitina: violencia en colorines, palabrotas y mil referencias

En VidaExtra | Quién es quién en Borderlands: la película. Todo lo que sabemos sobre la adaptación palomitera del looter shooter de Gearbox


La noticia

Este era el último lugar en el que esperaba encontrar a Geralt de The Witcher 3: Wild Hunt, pero me lo pasé en grande con todas las referencias

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Alberto Martín

.