El videojuego con mayor puntuación de toda la historia de Metacritic, toda una leyenda excepcional, te espera en Nintendo Switch Online

El videojuego con mayor puntuación de toda la historia de Metacritic, toda una leyenda excepcional, te espera en Nintendo Switch Online

abril 12, 2024 Desactivado Por

El 2023 es un año que será difícil de olvidar gracias al lanzamiento de juegazos como The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, uno de los mayores bombazos que ha recibido Nintendo Switch. Sin duda, se ha convertido en una de las entregas de la saga más sobresalientes, pero anteriormente han llegado otras muy imprescindibles.

Un ejemplo lo tenemos con The Legend of Zelda: Breath of the Wild, uno de los títulos más destacados de todo el catálogo de la consola híbrida de Nintendo. No obstante, gracias a Nintendo Switch Online podemos rememorar el legado de la serie con los capítulos más épicos que se han ido publicando en las anteriores generaciones, entre los que destaca especialmente The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

El que es para muchos el mejor The Legend of Zelda que se ha llegado a desarrollar, es también el único videojuego que ha logrado una puntuación media de 99 en Metacritic, lo que le ha convertido en el título mejor valorado que existe, porque no ha habido ningún otro que haya conseguido alcanzar semejante cifra tan impresionante.

Si sois de los que jamás le habéis dado una oportunidad, esta es sin duda una de las mayores excusas, por no decir la que más, para apuntaros a este servicio de suscripción de Nintendo Switch.

Una experiencia que fue revolucionaria

Fue a finales de 1998 cuando se puso a la venta el que fue el primer The Legend of Zelda para Nintendo 64 y a su vez el primero de todos en dar el salto al 3D. Está claro que en comparación con las entregas actuales la calidad gráfica no es la misma, pero estamos hablando de una obra que salió a la luz hace 24 años y en aquel momento supuso una evolución bestial. No solo en la franquicia, sino en los videojuegos en general.

Lo que se llegó a ver en cuestión de jugabilidad era asombroso, porque hoy en día es muy habitual encontrarnos con infinidad de aventuras en 3D, con el sistema apuntado, el poder correr, la selección de objetos, etc., pero algunas de estas ideas fue el propio Ocarina of Time el que las ideó y sirvió de inspiración para propuestas de todo tipo que vinieron después.

Desde luego, el apuntar a los enemigos para poder atacarlos fue una de ellas, para que así los combates se volviesen más emocionantes y pudiésemos atinar mejor todavía nuestros golpes o incluso esquivar los de los enemigos. Además, ahí estaba Navi, la querida y odiada hada a partes iguales que hacía la función de guía para echarnos un cable o darnos indicaciones si nos quedábamos atascados.

Pero lo mejor de todo es el precioso mundo de Hyrule y el poder recorrerlo libremente, ya sea a pata o a lomos de la yegua Epona. Y es que el tamaño de los escenarios del juego es de auténtica locura, porque hay zonas de todo tipo entre la propia explanada, la Montaña de la Muerte, la Aldea Kakariko, el Valle Gerudo, etc.

Aun así, no hay que ir a pata de un lado a otro, porque llegado a cierto punto se obtiene uno de los objetos más emblemáticos de toda la serie, como es la Ocarina. Gracias a ella es posible memorizar ciertas melodías que al tocarlas le permite a Link viajar al instante a otros lugares visitados previamente, pero también hay otras que provocan efectos secundarios.

Una aventura legendaria a través del tiempo

Además de todo lo comentado anteriormente, si hay algo que hace tan especial a The Legend of Zelda: Ocarina of Time es la posibilidad de realizar viajes en el tiempo. Nada más empezar tomas el papel de Link en su versión de niño y eso es así a lo largo de un buen puñado de horas, hasta que llegas a cierto momento de la trama en la que obtienes la posibilidad de viajar al futuro.

Es en ese momento cuando el argumento da un salto de siete años hacia delante y pasas a controlar a Link en su versión adulta. Esto no solo afecta a su físico, sino también a sus capacidades, ya que la mayoría de objetos que vas obteniendo sobre la marcha los comparten ambos, pero hay algunos que son exclusivos del Link más joven y otros del Link más mayor, lo que afecta a sus puzles y a la forma de desplazarse por el mundo. De hecho, el viaje en Epona solo se puede hacer en el futuro.

Más allá de todo esto, Hyrule también cambia de una forma magistral, porque cuando controlas al Link pequeño recorres unos lugares más coloridos y que respiran más tranquilidad, mientras que al tomar el control del Link adulto hay numerosas zonas que cambian por completo para adoptar un toque más siniestro, oscuro y tenebroso, por lo que resulta muy sorprendente cómo se van modificando ciertos puntos clave cuando vas saltando de una época a otra.

Y todo esto no afecta únicamente a los exteriores, porque aquí también está presente una de las características más fundamentales de la franquicia, como es el adentrarse en los diferentes templos. Es más, esta es una de las entregas más completas en ese sentido por la cantidad que hay y por lo diferentes que son unos de otros, con sus propios y enrevesados puzles a resolver, sus decenas de enemigos y por supuesto al final de ellos aguarda un combate contra un imponente jefe final.

Aun así, no todo es ir de un templo a otro, porque a lo largo de la aventura también hay divertidos minijuegos con los que se puede pasar el rato y coleccionables para fortalecer más todavía a Link, como las piezas de corazón para aumentar su cantidad de puntos de vida, lo que incentiva más todavía el no dejar ni un solo rincón por explorar con el fin de conseguir el 100%.

Por otra parte, este fue uno de los primeros The Legend of Zelda en el que el argumento se volvió una pieza muy clave por la relevancia de todos sus personajes en los sucesos que iban teniendo lugar, así como por los diálogos que se mantienen. Lo que es una pena es que en esta versión todos ellos estén en inglés y pueda suponer una barrera para los que no se les da muy bien la lengua de Shakespeare.

En cualquier caso, The Legend of Zelda: Ocarina of Time es una de esas experiencias que cualquier aficionado a los videojuegos debería de probar en algún momento de sus vidas para entender de primera mano su grandeza, el por qué fue un título tan revolucionario para su época y por qué es una de las mayores obras maestras que se han desarrollado en la historia.

En VidaExtra | Todos los juegos de la saga The Legend of Zelda ordenados de peor a mejor

En VidaExtra | Los Zeldas cancelados: estas fueron las aventuras jamás contadas del Héroe de Hyrule


La noticia

El videojuego con mayor puntuación de toda la historia de Metacritic, toda una leyenda excepcional, te espera en Nintendo Switch Online

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Sergio Cejas (Beld)

.