Dinero, drogas y explosiones en Asalto a Cluckin’ Bell: cuando destruí un helicóptero con un tren en GTA Online

Dinero, drogas y explosiones en Asalto a Cluckin’ Bell: cuando destruí un helicóptero con un tren en GTA Online

abril 15, 2024 Desactivado Por

Policías corruptos, cárteles de la droga y una franquicia de comida rápida como tapadera. Seguro que algunos pensáis en Breaking Bad, pero os equivocáis… por primera vez en la historia de esta combinación. Rockstar Games ha sustituido a Los Pollos Hermanos por Cluckin’ Bell como excusa para poner otro escenario cargado de tiroteos, explosiones y las locuras más demenciales.

El personaje Vincent Effenburger, antiguo jefe de seguridad de The Diamond Casino & Resort y ahora Policía de Los Santos, contactó con mi escuadrón suicida para matar dos pájaros de un tiro: acabar con la célula de un cártel de droga, que opera tras la franquicia Cluckin’ Bell, y fastidiar a todos los policías corruptos que sacan tajada.

Asalto a Cluckin’ Bell en GTA Online

No os voy a engañar: la movida de Cluckin’ Bell no está entre las mejores historias de GTA Online. Otras como San Andreas Mercenaries y Drug Wars me gustaron mucho más, pero es innegable que Rockstar Games sabe muy bien lo que se hace a la hora de plantear situaciones épicas y muy locas, dignas de cualquier película de Michael Bay.

La cosa tiene tela porque esta nueva operación tiene algo diferente al resto: el líder del equipo puede decidir en varias misiones cuándo tenemos equipamiento suficiente. Sé que suena raro, pero es más sencillo de lo que parece. Durante las primeras misiones, asaltamos varias localizaciones para robar armas, equipamiento, vehículos y dinero, y de paso sabotear algunos camiones y hackear ordenadores. ¡Todo sea por denegar el pollo frito corrupto!

Nos decantamos por el equipamiento militar (pistola automática, ametralladora, escopeta silenciada y granadas) y el maravilloso Bravado Gauntlet Interceptor, una especie de Jeep militar que nos vino muy bien para escapar. Podríamos haber reunido más equipamiento y vehículos, pero decidimos tomar el pragmatismo por bandera. Asaltar la calle de una banda, un yate, una nave de lavado de dinero y hackear varios vehículos nos pareció suficiente violencia.

Equiparse solo es el aperitivo. Otra misión nos llevó a reunir información y finalmente a robar un tren. Y cuando digo «un tren», me refiero a EL tren de GTA Online, esa fuerza de la naturaleza imparable a la que todos nos hemos subido alguna vez. Mi plan era quedarme en los vagones para destruir a los enemigos que nos perseguían, pero mi compañero Juan Sanmartín no acababa de dar con la tecla para tomar los mandos… así que los tomé antes que todos muriésemos.

Tardé un minuto en darme cuenta de que el tren se frenaba cada poco tiempo porque los enemigos intentaban hackearlo para ralentizarlo… o yo debía hackearlo para que corriese a máxima potencia. La verdad, no me fijé y tengo una excusa justificada: coches, motos e incluso helicópteros en medio de la vía, como si eso fuese a hacerme frenar. ¿Cuántos podéis decir que os habéis cargado un helicóptero con un tren en GTA Online? ¡Pues yo sí!

Os he dicho que la actualización de Cluckin’ Bell no estaba a la altura de otras, no que fuese mala. El viaje en el tren se convirtió en el momento más demente y esquizofrénico del escuadrón suicida: tiroteos, explosiones y una preocupación muy real a descarrilar. «¿Sabéis si puedo sacar el tren de la vía? Porque nos vamos a matar conmigo a los mandos», dije mientras me reía.

Otro momento gracioso fue durante el robo de un vehículo. Decidí quedarme rezagado mientras mis tres compañeros escapan con el objetivo: un muscle car muy chulo. Cuando casi les había dado alcance, escuché por el grupo de voz «no puede ser». Me espero lo peor porque son unos terroristas al volante. No hay desplazamiento que no vea a alguno de ellos volcado o volando por los aires. Pistoleros increíbles, pero conductores nefastos. Reiniciamos la misión y la superamos, esta vez sin dejar el coche encajonado en un lugar imposible.

La misión final es propiamente el Asalto a Cluckin’ Bell. No me enorgullece decir que siempre caemos en la misma dinámica: intentamos hacer las misiones por la vía táctica y el sigilo, pero siempre acabamos enfrascados en los tiroteos más absurdos de la historia. Logramos matar a tres guardias en sigilo antes de que saltasen las alarmas y todo se convirtiese en un festival de balas.

«Pues bueno, toca sacar la ametralladora», dije con cierta resignación asumida. La misión tenía dos objetivos: hackear y recoger la droga. Como alma libre y despistada que soy, acabé en la habitación del hackeo… y tuve que correr a las salas de la droga para ayudar a mi compañero. Y luego se extrañan de que fuese incapaz de atender cinco minutos seguidos en clases de matemáticas.

El resto de la misión es bastante rutinaria y con poca epicidad: tiroteamos a la policía al salir del edificio, nos montamos en el todoterreno y escapamos dirección a la ciudad. Logramos llegar a nuestro objetivo tras perder a la policía en un callejón perdido de Los Santos. Teniendo en cuenta las habilidades de conducción de mis compañeros, llegar a la base con las cuatro ruedas fue toda una sorpresa.

En definitiva: la actualización Asalto a Cluckin’ Bell no es la locura máxima, pero ha sido lo bastante entretenida y loca para recordarme que siempre es buena idea volver de vez en cuando a GTA Online para ponerse al día. Además, estas misiones no requieren una inversión de dinero loquísima… algo que es un plus. Lo que sí requiere tres o cuatro millones de dólares es el Interceptor de policía que desbloqueas cuando acabas toda la historia. Tras más de 10 años jugando, Rockstar Games puede esperar sentada a que farmee para comprar un coche.

En VidaExtra | El Arena War de GTA Online se ha convertido en el escenario para el robo de coche más épico y loco de la historia

En VidaExtra | El camión más loco de GTA Online no es una flipada: existe en la vida real y funciona endiabladamente igual de bien

En VidaExtra | GTA V esconde un absurdo cementerio de neumáticos en el mar… y semejante idea de bombero ocurrió realmente en Florida


La noticia

Dinero, drogas y explosiones en Asalto a Cluckin’ Bell: cuando destruí un helicóptero con un tren en GTA Online

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Alberto Martín

.