Conseguí que la gloria de Las Vegas volviese a brillar en Horizon Forbidden West, pero necesito que Aloy deje de ser tan sosaina

Conseguí que la gloria de Las Vegas volviese a brillar en Horizon Forbidden West, pero necesito que Aloy deje de ser tan sosaina

julio 7, 2024 Desactivado Por

No es precisamente pequeño el mapa de Horizon Forbidden West, por lo que todavía me queda mucho por descubrir a lo largo del Oeste Prohibido junto a Aloy. GAIA ha solicitado que reúna a todas las funciones subordinadas posibles para ayudarle en su tarea de restaurar la biosfera de la Tierra, por lo que mi primer objetivo es el de encontrar de una dichosa vez a POSEIDÓN.

El encargado de regir los mares en el planeta se encuentra… en mitad del desierto, aunque en una zona muy especial. La región es pura arena con torbellinos de aire por todas partes y, en mitad de la planicie, asoman los restos de lo que en su día fueron Las Vegas. La ciudad de la depravación, el jolgorio y las resacas más épicas que se puedan recordar en la historia de la humanidad.

Un sueño que ahora forma parte del pasado, ya que apenas aparecen sobre la superficie las estructuras más imponentes. El paso de los 1.000 años desde el desastre de Ted Faro han sepultado la urbe en una montaña de arena, pero a su vez gran parte de ella está cubierta por una cúpula de cristal. Esto es debido a que Stanley Chen, un miembro de los malévolos Zenith, consiguió tomar las riendas de Las Vegas para ofrecerle una nueva vida.

Y es que el catastrófico calentamiento global provocó disturbios civiles y conflictos debido a la escasez de agua, pero el magnate supo cómo mantener el suministro de líquido constante. Es por ello que la cúpula protege del calor asfixiante de Nevada, aunque el sistema de control de las tuberías se ha descontrolado tras años de nula supervisión y el Strip de Las Vegas está completamente inundado. No es que la ciudad realmente destaque en la realidad por algún edificio extremadamente icónico, pero lo cierto es que Guerrilla Games se ha encargado de colocar todos aquellos que sí son reconocibles.

Entre tanta ruina se encuentra Morlund, Ababund y Stemmur, tres excavadores Oseram que en realidad se desempeñan como feriantes ambulantes. El trío ha llegado hasta allí debido a que el abuelo de Morlun había recuperado un artefacto del lugar cuarenta años antes, el cual es capaz de crear uno de los grandes espectáculos en todo el mundo. Lo bueno de que Aloy les eche un cable es que consigo el equipo de buceo (¡al fin!), por lo que ya puedo sumergirme en cualquier parte para investigar.

La misión de Horizon Forbidden West es de las que impresionan, pues el otro 50% de Las Vegas están empapadas por toneladas de agua y bañadas en arena que se ha acumulado con el paso del años. Cavadores, los Chascafauces y un enorme Desgarramareas son los peligros que debo esquivar mientras nado, pues no hay forma de defenderse bajo el agua. Huyo cual rata entre los escombros y consigo colarme hasta el antiguo sistema de gestión hidráulica de Stanley Chen, el cual activo para drenar todo el agua. Ahora el ambiente ha cambiado, pues veo los pies de la Torre Eiffel, un astronauta gigantesco y el Desgarramareas esperando de forma imponente.

Tras liquidarlo, recupero POSEIDÓN y mi misión en Las Vegas parece que ha terminado, excepto por la gran sorpresa que recibo al salir al exterior. Todas las luces han sido activadas para mostrar proyecciones holográficas que se superponen a los edificios vetustos y a los monumentos cuyos días de gloria han pasado. Una pequeña forma de imaginar cómo lucieron Las Vegas hasta su caída definitiva en el 2040, lo cual permite convertir a la zona en uno de mis puntos favoritos de todo Horizon Forbidden West.

De esta forma, Las Vegas se convierte en un bullicioso centro de comercio y entretenimiento, aunque sin las fichas de casino, las tragaperras y nada de póker alrededor. Es muy simpática la misión secundaria que permite recuperar ornamentos para Stemmur, ya que ahora todo luce con un toque navideño, de San Patricio o con diferentes motivos para decorar la ciudad. Un detalle muy chulo que se aprecia todavía más desde el globo aerostático de Morlund, el cual no estaba preparado para una Avempestad.

Sin embargo, mis dudas alrededor de Aloy han comenzado a florecer. No porque dude de su convencimiento para salvar al mundo, lo cual es muy loable, sino porque noto una ausencia de carisma en ella muy preocupante. En Horizon Zero Dawn pude conectar, más o menos, con ella, gracias a que fue una paria de los Nora y que creó un vínculo potente con Elisabet Sobeck. Quizás aquello fuese suficiente para un primer paso en la franquicia, pero para la segunda parte necesito mayores demostraciones de personalidad por su parte.

Parece que actúa por inercia, porque alguien en la desarrolladora de Sony decidió que debía ser buena y no discutir ni un ápice nada de lo que sucede a su alrededor. En ocasiones conversa como un avatar, sin un diálogo real hacia el resto de personajes: escojo la pregunta, escucho atentamente al Tenakth, Oseram o Carja de turno y ella asiente sin rechistar. No importa si existe un conflicto familiar, político o de cualquier otra índole; sencillamente se ofrece a ayudar por defecto o sin obtener un beneficio directo de ello.

Fue muy reveladora una misión secundaria en mitad de las montañas donde se encuentra una joven que ha descubierto, por casualidad, cómo funciona una radio. Es ella la que le pregunta a Aloy por qué la ayuda sin motivo aparente y su respuesta es muy insatisfactoria. Simplemente quiere saber qué hay ahí fuera y con eso se contenta, pero yo no. Un protagonista debe derrochar personalidad, de una forma u otra, y la de Horizon Forbidden West, en ocasiones, parece que solo avanza porque yo impulso el joystick izquierdo hacia delante.

Puede que Guerrilla Games me calle la boca de aquí al final, ya que todavía me faltan un buen puñado de acontecimientos reveladores por conocer, pero necesito saber qué más motiva a Aloy a seguir. O que se le vaya la pinza un día y se líe a guantazos con todo quisqui sin preguntar nada. Un salida de la zona de confort en toda regla.

En VidaExtra | Horizon Zero Dawn, la serie de Netflix: todo lo que sabemos hasta ahora

En VidaExtra | Cómo y por qué Sony hará que los juegos en PlayStation sean cada vez más fáciles

En VidaExtra | Nos perturbó en 1999 y se convirtió en un icono de PlayStation: quién era realmente la chica alien del anuncio de Sony


La noticia

Conseguí que la gloria de Las Vegas volviese a brillar en Horizon Forbidden West, pero necesito que Aloy deje de ser tan sosaina

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Juan Sanmartín

.